domingo 14 agosto 2022

JETTER: CONFESIÓN DE PARTE…

La Gerente Regional de Vialidad expuso, sin rodeos, la situación de las obras del puente Iribú Cuá. Y además, anunció orgullosa, la creación de una nueva empresa estatal que se hará cargo de los peajes del Corredor Vial 6 desde el 1 de diciembre.

La Licenciada Ingrid Jetter, asumió el 16 de marzo de 2016 la Gerencia Regional de Vialidad Nacional. Lleva 31 meses en el cargo. Antes de eso, pasó fugazmente por el FONAVI (Fondo Nacional de la Vivienda).

UNA FUNCIONARIA “FUNCIONAL”

Ingrid tiene buena llegada a la cima del poder PRO. Sin importar la magnitud de su liderazgo territorial, ha sido premiada con dos cargos nacionales, por la evidente condición de “política correcta”.

Cuando asumió su función actual dijo a los medios que “a cargo del FONAVI mi labor consistía en ocuparnos de 24 provincias, distribuir tiempo y atención a todas esas jurisdicciones. En tanto que el nuevo cargo como Delegada Regional de Vialidad Nacional significa poder prestar mucho más atención al territorio y asegurarnos que las obras importantes para la ciudadanía de la región se cumplan y se hagan. Estoy muy agradecida con el administrador general por darme esta gran responsabilidad”.

DEL DICHO AL HECHO…

Su gestión a lo largo de 930 días, a pesar de las expectativas y los anuncios de obras –que se extienden desde la campaña presidencial del 2015- no se podría citar como “positiva”. Se le cayeron dos puentes sobre la Ruta Nacional 12; el 19 de mayo -Iribú Cuá- y el 8 de julio del mismo año –Guazú/Santa Rosa-;  ambos, hasta el día de hoy han sido reemplazados por estructuras provisorias. Si bien las obras para la reconstrucción de esos viaductos están licitadas, adjudicadas y en proceso de ejecución -presunto-, y la culminación de las obras se aguardan para mediados del 2019, no hay certezas que los plazos se cumplan. Otras obras viales que se ejecutan en Corrientes -Rutas 119, 123, 118 y tramos de la RN 14- no están ni siquiera próximas a concluirse y sufren las consecuencias de la “debacle” económica del país.

JETTER, A CONFESIÓN DE PARTE…

Relevo de pruebas. Y es imprescindible poner foco en dos hechos puntuales: 1- el puente sobre el arroyo Iribú Cuá; 2- el fin de la concesión del Corredor Vial 6.

IRIBÚ CUÁ

En referencia al puente, su reconstrucción debería haber comenzado en junio del corriente año, obras a cargo de la empresa Carlos Enríquez S.A.; paradójicamente, ésta empresa misionera -adjudicataria de la mayoría de las obras en esa provincia y de muchas otras financiada por el EBY- en febrero del 2017 fue auditada por la UET (Unida de Ética y Transparencia) un grupo especial de Vialidad Nacional que ejecuta actividades de auditoría por denuncias concretas y como resultado de esa investigación las actuaciones pasaron a la Justicia Federal.

Ver: https://misionescuatro.com/provinciales/la-empresa-carlos-enriquez-auditada-vialidad-nacional/

Ese hecho tendría relación con la excusa que Jetter esgrimió ante el gobernador Valdés el 28 de agosto de éste año durante una audiencia en la que estuvo presente la Administradora General de la Dirección de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez. En referencia al encuentro, la Gerente Regional Ingrid Jetter manifestó a los medios, entre otras cosas que con respecto al puente sobre el Iribú se puso al tanto al gobernador Valdés que los arreglos sufrieron una pequeña demora no por una cuestión presupuestaria, sino porque la empresa adjudicataria de las obras tuvo algunos problemas administrativos…  Es decir, le avisan al gobernador de una situación “irregular” dos meses después del plazo en que las obras deberían haber comenzado; y hoy, a casi dos meses de esa “advertencia”, las obras no comenzaron.

VER PUBLICACIÓN

CONCESIÓN CORREDOR VIAL 6

Hace una semana, durante una entrevista que le realizara Carlos Alonso (ex funcionario, ex concejal, ex político, ahora comunicador) la Licenciada Ingrid Jetter manifestó como un hecho que la concesión  del Corredor Vial 6 Caminos del Paraná SA-, que involucra los peajes de Makallé (Chaco); Puente General Belgrano; Riachuelo e Ituzaingó (Corrientes), Santa Ana y Colonia Victoria (Misiones), no sería renovada.  Además, anticipó como novedad, que será una nueva empresa estatal, Corredores Viales S.A.  la impensada sociedad anónima que se hará cargo de todos los derechos y obligaciones resultantes de toda concesión con cobro de peaje que se le confiera.

Lo alarmante, es que en la misma entrevista la funcionaria reconoció públicamente que no tenía “excusas ni fundamentos” para prorrogar la concesión. Haciendo referencia a lo manifestado en una reunión del directorio de la DNV.

Es decir, con todo lo que implica reconocer que la prórroga de las concesiones no estaba fundamentada y carecían de legitimidad, luego de dos años de favorecer a la concesionaria con aumentos en las tarifas de peaje -como el operado en agosto del corriente año que representó un 100% de incremento en el lapso de 12 meses-ahora, la solución que la funcionaria publicita es “a partir del 1 de diciembre una nueva empresa estatal se hará cargo hasta que se liciten las concesiones bajo el sistema de Participación Pública Privada”. Resulta a simple vista una irreverencia, ofrecer como solución “otra empresa” que se dedicará a cobrar peajes, hasta tanto no se llame a licitación para adjudicar el corredor  bajo el sistema PPP.

CONCLUSIÓN

Ingrid Jetter ha expuesto que hay una “fragilidad” en la composición, desarrollo y puesta en marcha de los proyectos que, durante la campaña, fueron el motor de las promesas que beneficiarían a los correntinos. Proyectos que, además de estar algunos “flojos de papeles”, la precaria situación financiera del Estado argentino, los condena a un retraso sin fecha cierta de concreción.

(Continuará)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.