miércoles 30 noviembre 2022

RAÚL ALFONZO: “SIEMPRE ESTOY”

Raúl Alfonzo abrió interrogantes y generó expectativas. Marcó posición en las redes sociales. Está políticamente activo.

En la vorágine de las definiciones que impone el proceso electoral rumbo al 2 de Junio, Raúl Alfonzo hizo ruido con varios posteos en las redes sociales. Conocido no solo por sus correligionarios, el diputado -mandato cumplido- cosechó un inusitado apoyo por sus expresiones. Meritaba profundizar en la actividad del dirigente autonomista y saber si está en marcha un reingreso formal al escenario político.

RAÚL ALFONZO, ENTRECASA

Raúl Alfonzo

Sin previo aviso y cuando la jornada se apagaba, Raúl Alfonzo recibió a PEC en su casa. Acostumbrado a dar respuestas no dudó en acceder a un reportaje imprevisto. Así, sin protocolo, compartiendo un mate, el ciudadano describió su mundo familiar; relató anécdotas; contó cuáles son sus proyectos y abundó en definiciones sobre la realidad de Corrientes.


ENTREVISTA

PEC: ¿Hay un Raúl Alfonzo que no todos conocen, que diría de sí en primera persona?

R.A. No es difícil hablar de mí, como todos o casi todos, tengo una familia… Mi mamá, Lila; mi hermana Silvia; mi hija Luciana, cineasta… una artista. Mi sol… que me ilumina, a pesar de estar viviendo en Lanús. Soy “familiero”; me gusta estar con mis amigos, siempre compartiendo vivencias, preocupaciones, proyectos; al final son los que están, siempre.

PEC: ¿Pasiones, pasatiempos, aficiones?

R.A. Me gusta viajar, es una experiencia irrepetible, descubrir nuevos ámbitos, paisajes, costumbres. Pero indudablemente mi pasión es la política…

PEC: ¿Qué hace hoy Raúl Alfonzo?

R.A. Ejerzo la profesión. Soy abogado hace 20 años. ¡Pero también estudie ingeniería! Cursé hasta el quinto año…

Hace una pausa, parece que un recuerdo le asalta el instante…

R.A. Mi papá quería que sea ingeniero -se emociona-.

PEC: ¿Quedó en deuda…?

R.A. No. Cuando le dije “Papá, no va más la ingeniería, voy a ser abogado”, me respaldó. Y cumplí. Conmigo y con él.

UN HOMBRE. UN MUNDO.

PEC: ¿La política, un lugar común o, una razón de ser?

R.A. Te dije, una pasión. Autonomista desde siempre. Y fuimos construyendo un camino dentro del Partido que me dio la posibilidad de ser electo diputado…

Interrumpimos. ¿Por qué el plural “fuimos construyendo”?

R.A. Porque es una realidad. Nadie construye solo. Hay un grupo, un equipo, un proyecto en el que muchas personas intervienen para posicionar un liderazgo o una representación. No heredé ni me regalaron nada en política. Supimos construir. Y eso te genera un compromiso. Cuidar lo que se construyó y seguir construyendo. Nunca desistir. Estamos al servicio de la gente. De todos los que necesitan una voz, una mano… No excluyo. Ni me excluyo. Incluirse, involucrarse, es escuchar lo que la gente quiere y necesita decir y mostrar.

PEC: ¿Errores, arrepentimientos, auto crítica?

R.A. Errores… asumidos y con la consecuente reparación mediante el pedido de disculpas o el reconocimiento manifiesto al decir “me equivoque”. Pero nunca con mala leche. Me equivoco por una decisión errada, pero jamás con la intención premeditada de hacer daño. No me arrepiento. Tengo convicciones, hasta las últimas consecuencias asumo con honestidad intelectual la defensa de las mismas. ¿Puedo estar equivocado? Quizá. Depende del punto de vista, pero no me arrepiento. Soy auto crítico, a veces al extremo. Conmigo mismo no hay “apelación”.

ANÉCDOTA

Mi padre era peronista confeso. Tenía una admiración irreductible por el General. Una vez me dijo “No se si vas a llegar, pero acordate que yo sí estuve en Olivos almorzando con el Presidente”… Papá se refería a su adolescencia, cuando siendo abanderado de la Escuela Centenario, como era costumbre Juan Domingo Perón recibía a los “abanderados” de diferentes escuelas del país para un almuerzo con el Presidente. Mi viejo era humilde; consiguió que le prestarán un saco, para ir vestido de acuerdo a las circunstancias… Pero sabes qué? El viejo confesaba “me fui de traje pero como no tenía cinto, me amarré el pantalón con una soga de hilo sisal”

PEC: ¿Qué rescata de su paso por la Cámara de Diputados?

R.A. Mira, sin caer en frases comunes, fue una experiencia con una riqueza en lo humano, incomparable. Me permitió dar soluciones concretas a través de la labor legislativa. No solo hacer “leyes” o cumplir con el rol clásico de integrar uno de los tres poderes republicanos, fue más extenso e intenso el trabajo que orgullosamente lo digo, el ciudadano me encomendó llevar adelante.

PEC: ¿Extraña la “banca”?

R.A. Sigo en política. Activo. Generando respuestas. Atento a lo que el ciudadano necesita canalizar mediante sus referentes políticos. Te digo, concretamos leyes; impulsamos proyectos, algunos quedaron a medio camino, otros pueden hacerse realidad; seguimos generando soluciones…

PEC: ¿Otra vez el plural?

R.A. Sí, porque es la ciudadanía el origen de todo. Y nosotros somos el instrumento. Y yo en política no soy un ente aislado. Desde un rol legislativo o un cargo ejecutivo siempre voy a representar a muchos otros.

“DIPUTADO COMPARSERO”

Me acuerdo cuando presenté el proyecto para instituir el “Día del Comparsero”… Se burlaban de mi iniciativa… Nadie entendía bien de que se trataba. Tuve que explicar que mi propuesta apuntaba a un gesto de reconocimiento institucional a quienes son la esencia de algo trascendente como el Carnaval. Se reían en mi cara, algunos pares y funcionarios del Ejecutivo. Hoy, parece que entendieron que el Carnaval significa: recursos, trabajo, publicidad, turismo, cultura, identidad… Y todo eso gracias a un “anónimo apasionado”, el comparsero. Sentí la necesidad de hacerlo visible, de homenajearlo, porque es la savia del producto final llamado CARNAVAL. Sin el COMPARSERO, no hay comparsa; sin comparsa, no hay carnaval; sin carnaval, no hay evento; sin evento, no hay turismo… Por eso, impulse la norma que instauraba “EL DÍA DEL COMPARSERO”.

PEC: ¿Y el Partido, aun representa un sector de peso?

R.A. Yo soy autonomista. En cualquier alianza, frente o acuerdo, siempre voy a ser autonomista. Y ahí, te aclaro, integrarse no es un rótulo, es una acción. Nosotros seguimos integrados a la gente, como correntinos, como autonomistas y como políticos.

PEC: ¿Elecciones, como protagonista o como elector?

R.A. Tengo una visión política. Un posicionamiento tácito. Me preocupan las injusticias. Y me propongo erradicarlas. Desde el lugar que me toque, siempre… Y te recalco, siempre, voy a trabajar para que el bienestar común deje de ser apenas una enunciación. No admito la pobreza estructural. Pero para vencerla, doblegarla, erradicarla hay que generar acciones concurrentes. Y te doy ejemplos… Si hay un chico desnutrido, todos somos pobres… En una tierra repleta de alimentos, si hay alguien que no come, es culpa de todos. Del que gobierna, del que legisla y del que vota. Hay pobreza hoy y proyectada hacia el futuro, si la educación no incluye, no abarca, no garantiza que todos tengan una educación, una formación que les permita caminar la vida. Somos terriblemente pobres si no entendemos que la salud es un estado ideal; mientras tanto las enfermedades, la falta de cobertura, de atención, de programas eficientes condenan a muchos correntinos al desamparo. Quiero decir, que sigo buscando soluciones, aportando un granito de arena. Y lógico, buscando espacios de representación porque una golondrina no hace verano. Pero siempre estoy…

PEC: ¿Está en carrera?

R.A. Te dije, siempre estoy. La política no es un cargo. Es una actitud. Una entrega, un compromiso. Y todos saben cómo soy y qué soy. Camino, recorro, visito a mucha gente. No se “quebró” el contacto con la gente desde que venció mi mandato.

PEC: ¿Un análisis de las próximas elecciones?

R.A. Va ser una elección histórica. La oposición, aun fragmentada o dispersa, como quieras llamarle, se enfrenta a tres oficialismos. Uno que decepcionó a la mayoría de los ciudadanos -Nación-; otro que viene esquivando el bulto de sus responsabilidades a pesar de que gobiernan hace 20 años -Provincia-; y las gestiones municipales oficialistas, que ponen a consideración del vecino resultados magros en función de todo lo que prometieron cuando se llenaban la boca recitando el slogan “Nación+Provincia+Municipio”. Ahora, hasta ECO ya borró el más CAMBIEMOS y se refugia en una supuesta apertura incorporando otros actores, porque necesitan aparentar ante la ciudadanía que 26 sellos son mayoría. El ciudadano no come “pavimento”… Y cuando no le cumplen, castiga con el voto.

DOS HORAS

Tal vez un poco más de 120 minutos. El hombre está; el político no se escondió. Habló de todo y expuso algunos pensamientos y detalles de su vida que pocos conocen.

Terminó el reportaje y no había una expresión que se pudiera destacar de algunos de sus gestos… Pero se lo noto agudo en las respuestas y certero en las definiciones.

Quedó la incógnita sobre si será participe en rol protagónico de las próximas elecciones. Pero hay una certeza manifiesta sin ambigüedades: SIEMPRE ESTOY.

3 Comments

  • cristian

    un tipo sencillo, sincero en loo que debe ser sincero, astuto en lo que debe ser astuto, agresivo en lo que considera debe ser agresivo. Un político al q respeto y entre los pocos (aun de otro color partidario) en quien deposito mis esperanzas de una politica como herramienta de cambio.
    Un apasionado, un familiero UN AMIGO .
    Abrazo Raul….

  • Jose Mario

    Es muy cierto, el Autonomista autentico siempre esta y seguirá estando, trabajando ayudando a los demás y sobre todo a los correligionarios, con cargo o sin cargo el que aprendió la esencia Autonomista lo pone en practica, pero a veces los correli se olvidan cuando llegan al poder, y no es tu caso Raul, se y lo viví tu pelea en las sesiones de la cámara, un saludo de Autónomista a otro Autonomista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.