sábado 1 octubre 2022

AOEM: LA MITAD DE LA MITAD

El “operador” de Tassano y Calvano retuvo la conducción del gremio apenas con la mitad de la mitad. Votaron solo el 52 % de los empadronados y la conducción cuestionada obtuvo menos del 50% de los votos válidos

De los 2864 empadronados, emitieron su voto 1928. El “oficialismo” logró 945 votos, menos del 50%. Las cuatro listas “señuelo” alcanzaron en total 983 sufragios.

Es decir, unidas las “rompe representatividad” hubieran logrado 983 votos, superando en ese caso por 38 votos a los “delegados” de Tassano / Calvano.

LA MITAD DE LA MITAD

La Lista Blanca pura, al amparo de las prebendas de Tassano / Calvano, contó con la ayuda imprescindible de sectores políticos y gremiales que ya fueron parte de ambos conducciones en el pasado: la del Ejecutivo municipal y de la AOEM.

Se supo días antes que el “tráfico” de “contratos, neikes y recursos” fue moneda corriente en las negociaciones para garantizar la reelección de los “delegados” de la “patronal“.

Pero, la frutilla del postre, fue la estrategia de fomentar la participación de otras listas para dividir el voto “opositor” que la conducción oficialista había logrado generar en los trabajadores municipales.

NO DEJES DE LEER

“ESCÁNDALO EN LAS ELECCIONES DE AOEM”

OTRA REALIDAD

La participación menguada es una señal que confirma el “descontento” de los trabajadores municipales. Crece la posibilidad latente de medidas de fuerza como el trabajo a reglamento, los paros sorpresivos y las manifestaciones con movilización a contra turno.

Esas serán las “herramientas” que los empleados del municipio utilizarán para hacer visible “su realidad” que incluye más de un reclamo.

Es decir, que la representatividad está en crisis y además, sospechada de connivencia con las autoridades del ejecutivo municipal.

MUNICIÓN GRUESA

La discrecionalidad prebendaria de las autoridades municipales deja rastros que pasan de ser rumores a la inevitable confirmación que se manifiesta mediante “filtración de documentos“.

En consecuencia, los documentos públicos “ocultos” o no publicados en el Boletín Oficial Municipal, serán prueba irrefutable de las irregularidades administrativas que abarcan designaciones, contrataciones y desmanejo financiero que en complicidad aparente -entre autoridades y gremio- se ejecutarían en el municipio capitalino.

LO QUE PASA Y LO QUE PASARÁ

La publicidad y el relato no mitiga la falta de transparencia. Dirigentes sindicales y autoridades municipales son socios en la gestión.

Por lo tanto, cuestiones trascendentes como jubilaciones, pase a planta, concursos, etc. son diligentemente “acomodadas” a los intereses particulares de ambas partes.

Sin embargo, los anuncios de un nuevo “Estatuto del Empleado Municipal” o la “reducción horaria laboral“, generan inquietud en el trabajador.

Sobre todo, cuando la “encuesta” interna generada en base a ésta última medida, incluía preguntas sobre la opinión del trabajador con respecto a la gestión municipal.

Un relevamiento de carácter obligatorio que fue instrumentado en modo presencial. Acción que condiciona de manera sospechosa la “libertad de opinión” del trabajador.

GANADORES Y PERDEDORES

Ganaron tiempo y perdieron credibilidad. Son consecuencias naturales de un proceso electoral donde sindicalismo y patronal -autoridades gremiales y funcionarios municipales- privilegiaron intereses inconfesables.

En otras palabras, la institucionalidad mínima se transformo en precaria. Todo quedó “atado con alambre” y será cuestión de tiempo que la conducción gremial sea cuestionada.

Del mismo modo, la mayoría de los trabajadores municipales, demostraron con su “abstención” que ninguna oferta electoral los representa. Es una victoria fáctica.

Aún así, su influencia en las decisiones institucionales, es una pérdida inevitable de representatividad formal en el seno de la conducción del sindicato.

Pero todo pasa. Hay un periodo que tiene fecha de vencimiento. Lo que no prescribe, es el derecho de los empleados municipales. Gobierne quién gobierne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.