sábado 1 octubre 2022

ESCÁNDALO EN LAS ELECCIONES DE AOEM

Un escándalo en las elecciones de AOEM pone en crisis la relación entre el Ejecutivo municipal y los trabajadores del municipio. Denuncias cruzadas, impugnaciones y hasta un amparo judicial generan incertidumbre a solo horas de la fecha “marcada” para el acto electoral

El escándalo en las elecciones de la AOEM está garantizado. Por un lado el “tándem” Ejecutivo Municipal y Autoridades gremiales; por el otro, la masa de empleados municipales que no cesan en su intento de alcanzar un nivel salarial digno.

Además, a pesar de las presiones de la “patronal” y acciones “ilegítimas” de la conducción gremial, subyacen un conjunto de reclamos justificados que tarde o temprano se harán visibles por la realización de medidas de fuerza.

UNA “ELECCIÓN” MAL PARIDA

La renovación de autoridades de la AOEM comenzó a “prenderse fuego” el día que la Asamblea Extraordinaria fue suspendida por “incidentes” en la puerta de la sede del gremio.

Varias desprolijidades motivaron una inocultable exasperación de los “municipales sindicalizados” que fueron impedidos de participar de la asamblea.

TE PUEDE INTERESAR

MUNICIPALES EN ESTADO DE EBULLICIÓN

Desde esa “reunión” suspendida, el proceso eleccionario se convirtió en una novela que incluye denuncias cruzadas, impugnaciones y hasta un amparo judicial.

UN ESCÁNDALO

La relación de “conveniencia” entre la gestión Tassano y la conducción de gremio, está cuestionada desde todos los sectores.

Salvo Higiene y algunos grupos muy beneficiados con el manejo discrecional a la hora de ascensos, designaciones, pase a planta, etc. se contraponen con las “medidas de presión” que incluyen traslados, rechazo de reclamos, y hasta exclusión “sospechosa” de los concursos.

Pero, la “gota que colmó el vaso”, es el nivel salarial de los empleados municipales. Ninguno de los anuncios de recomposición salarial, aumento de plus y hasta actualización de asignaciones familiares cubrieron las expectativas justificadas de los trabajadores.

¿SE DIRIME EN LA JUSTICIA?

El “proceso electoral” ya fue impugnado en la justicia laboral. Además, hay un recurso de amparo solicitando una medida cautelar.

TE PUEDE INTERESAR

ACCIÓN DE AMPARO – MEDIDA CAUTELAR

Los cuestionamientos se fundamentan en la vulneración de derechos, entre los que se menciona la irregularidad de las convocatorias a Asamblea; la inexistencia de documentación que acredite la conformación de la Junta Electoral; la negación del acceso a documento público; y otra serie de planteos formales con base en la legislación vigente.

RELACIÓN EN CRISIS

La definición de ésta “crisis” no tendrá como corolario el resultado eleccionario. Sea mañana u otro día, gane quién gane, la gestión Tassano ya perdió la “confianza” del trabajador municipal.

Y, como se escucha por los pasillos, el intendente no es el único “blanco” de las críticas. Es “Cuqui” Calvano el funcionario que más irrita a la masa de municipales.

Sobre todo, por el “estilo” de conducción que el “lilito” asumió como una impronta que ejecuta sin equidad: aprietes a los “rebeldes” y “premios” a los sumisos.

La relación está rota. Aún teniendo la certeza de que nunca fue tan buena, a fuerza de publicidad y prebendas, las autoridades -municipales y gremiales- consiguieron invisibilizar el descontento.

Pero, todo tiene un límite. Quizá lo que pueda ocurrir en el futuro dejará a descubierto el verdadero rol de la conducción sindical como cómplice de un Ejecutivo municipal que ya no da garantías institucionales para nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.