lunes 8 agosto 2022

COLOMBI APUESTA A LA SATURACIÓN

Ricardo Colombi recurre a la presencia “omnipotente” en todos los lugares donde la excusa es inaugurar, anunciar o, recordar obras y acciones. Pero el único motivo es rubricar con su impronta altanera y chabacana el “estilo” de una campaña que apuesta a la saturación.

Puede ser en San Miguel, Alvear, Curuzú Cuatiá o Yófre. No importa el lugar, cada canto de la geografía correntina está destinado a ser visitado por el gobernador de la provincia. Cómo perro escaldado, va y deja su marca. Pronuncia su discurso en el momento pre establecido; después del candidato local y antes de “su candidato”. Siempre acorde a un mensaje-guión, que entra en ebullición con su impronta. La novela se repite casi todos los días: el escenario en el centro de un auditorio – se lo recomendó Mauricio -; la cumbia del “Pichón”; las referencias a la oposición que de tan recurrentes suenan a ruego. Parece que Colombi no sabe interpretar otro papel. Aunque practique, no le sale. Es, apenas, un gran simulador.

COLOMBI Y SU PROPIO CANAL DE TV

Por lo visto, la gestión Colombi ha realizado una importante inversión en la señal T5Satelital. El “Canal ECO” colgado en todos los cables de la provincia, transmite en vivo y en directo la totalidad de los actos de campaña en los que irremediablemente el “actor principal” es Ricardo Colombi. Sin una audiencia destacable, pero a un costo millonario, la emisora ha monopolizado la difusión televisiva de toda la actividad gubernamental provincial y, de paso, la cobertura exclusiva de los eventos proselitistas de ECO. Un gasto injustificado e inaceptable. Recursos del erario público despilfarrados en una campaña que intoxica.

POLUCIÓN VISUAL

La retina de los correntinos ha sido afectada por el uso exacerbado de la publicidad electoral que impone la gestión Colombi. El uso reiterativo de afiches publicitarios, dónde la figura repetida es el gobernador y SUS CANDIDATOS, ha sobrepasado los límites recomendados, provocando un fenómeno que se denomina “polución visual”. Día tras día, los paneles estáticos destinados a la colocación de gigantografías, son renovados religiosamente con la propaganda del mandamás de ECO y sus “ahijados”. De esta inacabable metodología no están exentos los paneles digitales que reproducen sistemáticamente los spots de campaña de la alianza gobernante. Pagan nuestros ojos, encandilados centenas de veces por la agresión visual a lo que son sometidos. Y también, pagamos con nuestros impuestos, el obsceno espectáculo proselitista de un gobierno que “la gasta” porque no “la pone”.

RICARDO ENTRÓ EN LA VARIANTE

Algo está cambiando. Y no es chiste. Sí, ahora Ricardo recurre también a la publicidad vía internet y en los teléfonos celulares. Por si algo nos faltaba, portales de noticias y hasta aplicaciones para móviles, están “sembrados” de banners de todo tipo y tamaño, con la publicidad de ECO y sus candidatos. Lógicamente no falta la imagen del “santo patrono” Ricardo Colombi.

 

APUESTA A LA SATURACIÓN

No hay ninguna duda, que la saturación a través de los medios y por cualquier medio, es la apuesta de Colombi para ésta campaña. Su equipo le habrá aconsejado en el sentido de que, mejor mostrar mucho aún sin decir nada. Y por cierto, lo que no se dice, ni se dirá, es de dónde sale el dinero para solventar éste circo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.