lunes 8 agosto 2022

ECO: ESTADO BELIGERANTE

Gustavo Valdés y Ricardo Colombi ya no disimulan sus intenciones y ponen a ECO en un estado beligerante.

¿Quién lo hubiera pensado? Política en Corrientes lo anticipó en base a información sensible que se filtró en reiteradas oportunidades desde el entorno más cercano de ambos referentes.

MUY TARDE PARA VOLVER…

Desandar estrategias puede convertir la huida en una masacre. Es decir, no cualquier fuerza está preparada para retroceder asegurándose perder lo mínimo e inevitable.

Esto pasa en ECO. Valdés y Colombi, rechazan la batalla frontal, pero se hieren mutuamente construyendo escenarios de refriegas al estilo de la guerra de guerrillas. Pero, la tan famosa guerra sin tiempo, no es aplicable a las actuales circunstancias.

La confrontación entre ambos es cotidiana. Sea por medio de expresiones o gestos; y a veces, por intermedio de sus alfiles, generando hechos que dejan marcas.

La sangre corre, aunque todavía no haya llegado al río…

MARCHAR ANTES QUE AMANEZCA

No por mucho madrugar amanece más temprano. Sin embargo, el 30 de octubre de 2018, Política en Corrientes daba cuenta de qué se venía “armando” en Buenos Aires, y quienes eran los “armadores”.

Hubo cambios en el “proyecto” original. Pasaron cosas. Dos hitos determinantes fueron las legislativas provinciales y las PASO. Los resultados modificaron algunos actores, pero no la trama principal.

Hoy, la reformulación del liderazgo territorial está en pleno apogeo, y tiene como contrincantes principales a Colombi contra Valdés. Los operadores foráneos tienen mucho que ver en esto.

Sin embargo, la supervivencia de los dos “capos” enfrentados, está en riesgo…

VIGNOLO, EL TERCERO EN DISCORDIA

Cuando anticipamos que Vignolo retornaría a su antiguo cargo de ministro Secretario General, no fue un disparo en la oscuridad.

Valdés ya le ofreció el cargo. Pero el “Mono” juega su estrategia y pidió tiempo para pensar. Una excusa que deja en evidencia el interés por ajustar la mira y utilizar solo un tiro para bajar dos pájaros.

Con ECO en estado de secesión, Valdés mantiene el aparato a fuerza de Decretos; y Colombi, a falta de birome, urde una “purga” interna para reorganizar sus huestes.

Mientras tanto Vignolo escucha reclamos y junta heridos…

OCTUBRE, EL PRINCIPIO DEL FINAL

El resultado de las presidenciales será el pórtico de entrada a la “arena”. La lucha entre gladiadores tendrá varios capítulos. Hasta el 2021, muchos de éstos guerreros -esclavos del poder- terminarán devorados por los leones.

Buscar la hegemonía no será gratis. Y para colmo un gobierno nacional de “bárbaros” estará al acecho del  Imperio Taragui. Reinventando  la historia, quizá algunos nobles de la dinastía ECO, intentarán reconvertirse con la intención de seguir siendo protagonistas.

BARAJAR Y DAR DE NUEVO

La caída de Macri obligará a Valdés a recrear un discurso que le permita mantener la “independencia” de Corrientes. Deberá incluir en su arenga, alguna referencia que deje la puerta abierta para sumar aliados. No debería sorprender que el apoyo surja de algún campeón olímpico, deseoso de auxiliar al Imperio amenazado.

Para Colombi la decisión está tomada. Será una alianza bipartidista como base; y, a revisión, quedará la solicitud de agrupaciones menos tradicionales. Aquellas PYMES políticas que surgieron para sacarle el jugo a ECO, buscan un lugar en el mercado electoral, para no quedarse sin vender su “producto”.

¿Vignolo? Él y varios más, avanzan en la conformación de un espacio casi neutro hacia fuera; pero con un perfil “conocido y probado” hacia dentro. Una suerte de tercera vía, con sustentación electoral en la ciudad capital.

ECO ESTADO BELIGERANTE

No hay paz interna en la alianza gobernante. Con indirectas o zancadillas, todos van poniendo fichas a futuro. El escenario cambia sutilmente si las discusiones que se suceden tienen lugar en la capital o en alguna localidad del interior.

Hay presiones y operaciones al por mayor. Los “carpetazos” y las “escuchas ilegales”, son moneda corriente en ésta “pelea de pareja”.

Vignolo, y en menor medida Valdés, tienen a su disposición cuadros de la AFI -Agencia Federal de Inteligencia- que realiza un trabajo de campo en busca de “evidencias” -¿más todavía?- que sirvan para “limar” a algunos díscolos dirigentes territoriales.

Colombi no está quieto. Mueve sus influencias en la policía local donde todavía influye sobre un “sector duro” de la fuerza de seguridad. Y la tarea es obvia: presión y desgaste.

También puso en marcha el “aparato judicial”. Un “paraíso” que él formuló a su gusto y, donde los “ángeles” bien pueden convertirse en “demonios” si las circunstancias lo exigen.

ES UN PROCESO…

Y seguirá fluyendo como tal. A veces visible en la superficie. Otras, generando ruidos sordos producto del aumento de la tensión.

Un día, a cualquier momento, el volcán ECO hará erupción. Las consecuencias de ese fenómeno cambiarán el paisaje político correntino.

No hay excusa para la sorpresa. Pero sí, para el asombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.