domingo 14 agosto 2022

EL SIMULACRO: PLAN URBANO COSTERO

Nunca existió. En realidad, la farsa del  PUC -Plan Urbano Costero-, es un circo montado para disimular un negociado inmobiliario pergeñado por Nación, al que concurren como cómplices la Provincia y el Municipio.

La idea surgió de la AABE -Agencia Administración de Bienes del estado- que encabeza Ramón María Lanus. El organismo  es un ente descentralizado de la Jefatura de Gabinete de Ministros. Desde hace dos años la entidad federal tiene planificado desprenderse de inmuebles e instalaciones considerados improductivos. Dentro de ese universo de “espacios no rentables”, tres inmuebles ubicados en la ciudad de Corrientes aguardaban en lista el momento oportuno para convertirse en “oportunidades inmobiliarias”,destinadas a su enajenación con un marcado interés en beneficiar a inversores amigos.

LA OPORTUNIDAD

La consagración de Eduardo Tassano como Intendente de la ciudad en junio de 2017, fue el punto de partida para acelerar las negociaciones y negociados que permitirían la concreción del “plan” ya diseñado con antelación por el gobierno nacional.

Faltaba sólo una “corona” en el engranaje. Elemento que se materializó con el acceso de Gustavo Valdés a la gobernación de la provincia. La “máquina” podía comenzar su trabajo, se habría logrado el imprescindible combo: Nación+Provincia+Municipio.

UN “PLAN” AMASADO

A inicios de febrero de éste año, la AABE ya tenía definido que quería y como deseaba que se instrumente. Por eso, en la segunda quincena del mes mencionado, Mauricio Macri en persona le manifestó a Gustavo Valdés qué trámites deberían realizar junto al intendente Tassano, para llevar a buen puerto el “plan costero” que no tenía plan. Desde el inicio ya se sabía que era un “negociado”.

TIRONEOS Y DURAS NEGOCIACIONES

El “plan” parecía de goma. Se estiraba; se torcía; se deformaba, pero no se rompía. Había -y hay- muchos millones en juego. Por eso, sorpresivamente, a las reuniones de alto vuelo comenzaron a asistir “asesores” desconocidos y sin funciones. Es el caso de Juan Carlos Aquino, un abogado con fluidas relaciones en los negocios de “Casinos” y “Hotelería”, quién fuera contratado por Eduardo Tassano (VER), e incorporado a la “mesa de diálogo” entre Nación, Provincia y Municipio.

Si hablamos en dólares, hoy, el negociado es aún más rentable. La devaluación se comió parte del “costo” de la inversión.  Hay que entender sin ser analista, que comprar los inmuebles que saldrán a “remate”, es un negocio para quién tiene en su billetera moneda americana. Para ellos, lo que valía $ 20 hace seis meses, hoy vale la mitad. No faltará el distraído que contestará nuestro análisis, cuestión que demostraría su falta de “información”, ya que solamente los terrenos privados se cotizan en dólares en Corrientes; los inmuebles del Estado tienen un precio en pesos y a valor fiscal.

LLEGA EL CIRCO…

Para que todo éste “negociado” tenga visos de transparencia, Nación, Provincia y Municipio, concordaron en organizar un “Concurso de Ideas”. Adicionando institucionalidad y valor técnico al certamen, la AABE decidió contratar de manera directa a la FADEA -Federación Argentina de Entidades de Arquitectos- a los efectos de que la misma realice el asesoramiento correspondiente en la materia “arquitectura”; redacte el Reglamento del Concurso; y seleccione al Jurado. Todo bien, hasta ahí. La cuestión es que la Contratación Directa de marras no tiene a la fecha un costo estipulado y manifestado oficialmente. Es decir, el organismo federal formalizó una CONTRATACIÓN DIRECTA, sin saber exactamente el monto a ser erogado por los servicios contratados. Esta anómala situación originó un pedido formal de “Acceso a la Información Pública”. (VER)

Los motivos de la contratación a FADEA están explicitados en la caratula.

Acceder al documento completo

Otro dato curioso son los “conceptos” que FADEA deberá cotizar en el “precio” de sus servicios:  a) Honorarios; b) Gastos de organización, difusión y lanzamiento,  y administrativos; c) Premios a entregarse a los primeros tres puestos determinados por el Jurado. Es raro, porque FADEA aparece como “promotora” junto a la AABE en la caratula de las Bases del Concurso. La entidad organizadora -según el mismo documento- es la Sociedad de Arquitectos de Corrientes (SAC).

Para garantizar “equidad”, el Jurado tendrá una mayoría de representantes de organismos del Estado. La AABE designará el Presidente con voto calificado y un miembro; la Unidad Plan Belgrano, el Gobierno de Corrientes, la Municipalidad de Corrientes; Ministerio del Interior y Obras Públicas, designarán un miembro cada una. Las instituciones profesionales nominarán cinco jurados. Sobre un total de once miembros, el Estado se garantiza la mitad de los integrantes con la ventaja de designar al Presidente, que en caso de empate su voto vale doble.

Tanto en el expediente como en el pliego, hay demasiados “puntos” poco transparentes e incomprensibles. Sin embargo, la gota que colmó el vaso es que el “concurso” NO ES VINCULANTE. Es decir, todo esto, para montar un espectáculo que quizá no llegue a concretarse.

CONCLUSIÓN

Hasta la fecha lo concreto es el Concurso y el monto de los premios. El resultado del certamen podrá generar tres “ideas” ganadoras, lo que no implica que las mismas o alguna de ellas sea utilizada para darle forma al PLAN URBANO COSTERO.

La Nación, en complicidad con la Provincia y  el Municipio, van a vender inmuebles cuyo valor es indeterminado, pero seguramente no será al valor del mercado inmobiliario.

Los ciudadanos de Corrientes, sin notarlo, permitirán que miles de metros cuadrados sean “rematados” a precio oportuno, para la ejecución de un proyecto que hasta el momento ningún funcionario, legislador o concejal supo explicar de qué se trata.

La única definición más o menos concreta, es la que vienen recitando Carlos Vignolo, Eduardo Tassano y Gustavo Valdés. Ellos relatan las justificaciones de manera resumida con éstos conceptos: “Fundamentalmente este Plan Costero va dotar de una infraestructura que hoy la Ciudad no tiene. Queremos buscar un perfil netamente turístico de vinculación hacia el río, de desarrollo inmobiliario, de desarrollo comercial y desarrollo hotelero. Eso es lo que queremos, promover fundamentalmente y es un proyecto que toma como centro el Río Paraná, que es un recurso natural muy importante. Corrientes está emplazada en un balcón hacia el río que tiene condiciones ambientales excepcionales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.