lunes 8 agosto 2022

AFINANDO EL ACORDEÓN…

Ariel Baéz, el diputado extra partidario, aguarda con ansiedad el dictamen del Secretario Electoral, del Juzgado Federal N° 1 de Corrientes, Carlos Rauch.

La expectativa está relacionada por la disputa de la denominación Ci.Co. Ciudadanos Comprometidos, nombre de la alianza que participó de las elecciones legislativas provinciales y que llevara como candidato a diputado en primer lugar a quién hoy pretende quedarse con el nombre.

ACUSADO DE TRANSFUGUISMO POLÍTICO

Los partidos que integran la Alianza Ci.Co. y que llevaron como candidato a Baéz, quién consiguió acceder a la “banca” gracias a los votos obtenidos por la coalición, ya manifestaron en reiteradas ocasiones que el actual legislador no honró los compromisos asumidos, cómo tampoco ejerce el cargo respetando los lineamientos que habían sido acordados previamente.

La crisis alcanzó su punto más álgido, cuando el Presidente del Partido Socialista, Juan Almada, remitió una nota a la Cámara Baja, en la cual solicitaba al cuerpo legislativo, analizara el comportamiento del “chamamecero”. En el escrito (VER), el dirigente socialista, denuncia  las actitudes del actual diputado Baéz, que habría demostrado sin disimulo su intención de actuar en representación de sus propios intereses, sin considerar siquiera los mandatos que los partidos de la Alianza habrían fijado como base del acuerdo por el que impulsaron su candidatura.

Almada expresó con suficiente claridad que el diputado Baéz, no respeta ni el contenido programático ni la esencia dogmática, que deberían primar en la labor legislativa del cuestionado artista devenido en diputado.

AMIGO DEL PODER

Por algunos hechos que no han trascendido a la opinión pública, los referentes de los partidos que componen Ci.Co., tienen fundadas sospechas de que los funcionarios judiciales estarían siendo presionados, para adjudicar la denominación Ci.Co. al “partido en formación” que Ariel Baéz tramita ante la Justicia Electoral.

Son varias las fuentes que confirman el interés de un ex ministro de la gestión Colombi, que hoy se desempeña en un cargo nacional, en el sentido de que Baéz sea beneficiado con un fallo que le permita el uso de la denominación Ciudadanos Comprometidos, como nombre del partido cuyo reconocimiento tramita en el fuero electoral local.

UN FAMOSO MIMADO

El “Alonsito” Baéz, goza del favoritismo y protección del actual Presidente de la Cámara Baja, que reiteradamente lo incluye en las delegaciones del cuerpo, en ocasión de viajes al exterior; así Ariel Baéz ya viajó a Perú y a España, personificando la representatividad de un bloque que ni siquiera tiene un partido político que lo respalde institucionalmente.

La suerte o el destino, le ha dado el privilegio de alcanzar una banca de diputado, por obra y gracia de un “armado” político en el que Carlos Vignolo tuvo innegable incidencia.

Hasta hoy, el espíritu de cuerpo de los señores diputados, le sirvió a Baéz para que en una vergonzosa maniobra, la denuncia que lo involucra fuera remitida a “comisión” sin que se de lectura en el recinto. Poco favor le hace a la ética y la honorabilidad, el gesto  de los legisladores, al apañar los defectos que denigran la actividad política y hieren gravemente la representatividad del soberano.

TIEMPO DE DESCUENTO

Ya se cumplió una semana, desde que el expediente recaló en el despacho del Secretario Electoral. Se esperaba que la decisión fuera comunicada antes de cumplirse un plazo de tres días hábiles. Sin embargo, la demora hace presumir una resolución rayana en el escándalo o, un parecer más acorde a la LEY.

Por señal, una experimentada integrante de la magistratura expresó al respecto “Seria histórico, anecdótico y violatorio a la Ley de Partidos Políticos, si el Juzgado Electoral de Corrientes, otorgara personería jurídica a un partido con el nombre que varios partidos con personería jurídica vigente, han utilizado en una alianza electoral en el 2017 (Ci.Co)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.