domingo 26 marzo 2023

PJ CORRENTINO CONTRA RELOJ

Sin internas. Con un interventor “fantasma”. Padeciendo los coletazos de la interna “partidaria” y “gubernamental” a nivel nacional. Más cerca de “atomizarse” que de construir unidad. Frágil en su rol de comando del FDT correntino… ¿Cuál es el futuro del PJ en Corrientes?

CONTRA RELOJ el Partido Justicialista de Corrientes, a merced de un dedazo -o dos- y de los que se auto denominan dirigentes, comienza a contar los días, horas y minutos que faltan para el 11/6.

El resultado de la primera elección en el “territorio” demostrará si los “compañeros” deberán transitar por sensaciones de vergüenza; impotencia; desilusión; o, reemplazar de cuajo a todos los generales que hace tiempo los conducen a derrotas indigeribles.

NO HAY INTERNAS

Otra vez, la legitimación de la representatividad en la conducción y en los que se convierten en oferta electoral, será resultado de nominaciones impuestas por la autoridad nacional a través de un normalizador que no normalizó nada, pero si interviene.

Los capos que manejan el PJ a nivel nacional, siempre dicen que “el peronismo correntino es responsable de su propia incapacidad para generar las condiciones necesarias que posibiliten elecciones internas que garanticen: transparencia, equidad y el respeto a la norma”.

Es decir, el grupo -minúsculo- predominante, genera acciones u omisiones para que cualquier proceso de institucionalización fracase.

La obviedad es casi una sentencia: repartir entre pocos viejos conocidos es mejor que incorporar nuevos sectores de decisión y de beneficio.

La “torta” a repartir, para los que hace años mantienen el status quo, no es tan chica como a simple vista parece. Por el contrario, la receta mágica de la dirigencia peronista local, es que la torta tenga las porciones justas que satisfagan el hambre de poder del grupo dominante.

UN INTERVENTOR FANTASMA O POR TELECOMANDO

El “Juanchi” Zabaleta quizá no sea el hombre ideal para reagrupar al rebaño. Desconoce el territorio y por eso, lo auxilian varios baqueanos. Los mismos de siempre.

Puede que sepa identificar una manada; una tropilla; un par de bueyes que se desviaron; pero no tiene idea de la raza o los intereses de los diferentes grupos y sectores que componen el “rompecabezas” del peronismo correntino.

Por eso, no tendrá oportunidad de tomar decisiones particulares y puntuales. Apenas aceptará las sugerencia que le empujen los tres o cuatro “terratenientes” de la mesa chica. Al final, son éstos los que pagan el asado.

Además, en éste tipo de misiones se necesita tiempo y agenda propia. Zabaleta esta corto de lo primero; y de la segunda, no tiene poder para confeccionarla.

Para resumir, el interventor hará lo que tenga que hacer o no hará nada. Justamente lo que, aunque lo niegue, esta decidido.

LA INTERNA TIPO PLAY STATION

Incapaces de ser protagonistas de su interna local, la dirigencia del peronismo correntino juega el campeonato de la interna nacional y gubernamental en modo virtual.

Es decir, ninguno de los de acá, es tenido en cuenta como un crack del movimiento nacional justicialista. No habrá ninguno entre los titulares del equipo principal del PJ; apenas deben conformarse con jugar en la PC sobre la base de algo -o todo- que ya fue proyectado, desarrollado y ejecutado.

Y así, con ese perfil de jugadores virtuales, en cada elección aparecen los mismos de siempre referenciándose como los legítimos jugadores de la play station.

Los veteranos peronistas opinan y dicen: “Muchaaaachooooosss… -parafraseando al canto popular- dejen de ilusionar a la gente. Ustedes no son Messi“.

EL DESPARRAMO GENERALIZADO

La fragmentación no tiene fin. Es cierto que los “desprendimientos” terminaron en la creación de partidos “satélites” del PJ. Pero hace rato que esos partidos no llaman para decir: Houston, tenemos un problema…

De unos años para acá, cada vez más, esos hijos guachos del peronismo que aprendieron a legalizar sus propios sellos van a la mesa solo si les va a tocar algo. De lo contrario dicen: Chau Houston, nos vemos en la Luna…

Ejemplos hay muchos. Pasa que alguna dirigencia tiene memoria selectiva. Y quizá ese sea el problema mayor, la memoria les falla cuando deben hacer las cosas para: beneficiar al pueblo -sea peronista o no- y no, sus propios intereses.

Imposible generar confianza y masa crítica para intentar la Unidad. A cada turno electoral provincial o nacional, se repite la nómina. Algunos nada más, parecen tener derechos y ser más de lo que el peronismo correntino pesa y vale.

EL LIDERAZGO ESTÁ EN DUDA

Con este panorama, la legitimidad de que el PJ sea la nave insignia del FDT, es una quimera. A pesar de que hay “socios” que con la misma “impronta elitista” aceptan negociar con algunos pocos deslegitimados que abrir la cancha y construir un proyecto que amplié y no que achique.

Es decir, lo que hay sirve para mostrarse desafiante en el presente y recitar que hay futuro en el 2025. Para ellos. No hay dudas.

¿CÓMO TERMINA ESTA NOVELA?

Nada de apuros. Esta película lleva años en cartelera. Eso sí, con las fechas que el calendario electoral les marcó, deberán moverse -y mucho- para contener a los cientos y miles de peronistas que en Corrientes ya le perdieron la fe a esta dirigencia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.