domingo 4 diciembre 2022

EL PRO OFICIALIZA LO OBVIO

Esta tarde, el PRO elegirá sus representantes para integrar las listas a legisladores de ECO-CAMBIEMOS, con vistas a las elecciones provinciales del 8 de octubre.

El “caballo del comisario” Luis Bravo, ex MID y actual funcionario de la gestión Colombi, es el elegido hace meses por el titular del ejecutivo provincial. El compromiso fue sellado hace 4 años. Y, algunas veces, Ricardo mantiene su palabra.

UNA CARRERA SIN JOCKEYS

Para el disimulo, habrá varios postulantes, a saber: Rolando Revollar Ochatoma -por el sector de Ingrid Jetter-; Javier Silva -auto postulado-; Lorena Lazaroff, interventora del IPS y actual pareja de Juan Carlos Picasso.

No trascienden los desacuerdos, pero el clima interno de los “amarillos”, está más para tormenta perfecta que para trasbordar concordancias. Es que bajo la tutela de Ricardo Colombi, los funcionarios nacionales del PRO local, coparon el ámbito partidario e imprimieron un sesgo restrictivo. Nada de crecer cómo partido. Nada de horizontalizar la participación.

Esto generó una disconformidad tal, que roza la decepción. No son pocos los hombres y mujeres que hoy descubren, fueron usados por la “fundación”, ámbito escenográfico de la actividad partidaria y territorio exclusivo de “la licenciada” Jetter. La estrategia impuesta desde Buenos Aires, sedujo incautos y usó bien intencionados ciudadanos, que aportaron tiempo, conocimiento, esfuerzo, para que un pequeño grupo se adueñara del protagonismo.

“JINETES DEL APOCALIPSIS”

Raúl Schiavi, Augusto Demetrio Costaguta, Humberto Luis Arturo Schiavoni; Luis Bravo, Juan Carlos Picasso y Carlos Hernández, son señalados como los ejecutores de un plan para aprovechar al máximo, la onda Macri y surfear cómodos en la cresta de la ola. Todos son o fueron funcionarios. Todos ocupan cargos partidarios. E intentan solidificar sus posicionamientos personales, por sobre cualquier otro interés, sea sectario o general.

AL BORDE DE LA GRIETA

Ingrid Jetter, comanda un espacio, reducido pero eficiente. Su equipo es parte de un engranaje que administra ferreamente recursos, contactos y objetivos de su líder. Muy a pesar de ello, la integración política no está garantizada. Menos aún la pertenencia y la lealtad. Desde diferentes sectores señalan con preocupación que “la licenciada” cuenta en su círculo de poder con personas estrechamente relacionadas a otros partidos e ideologías. Que la construcción de espacios de gestión se limita a fortalecer la imagen de la -por ahora- delegada regional de Vialidad Nacional. Sin embargo, la historia reciente, produjo rajaduras que no se reparan con padrinazgos o efectos mediáticos. Así las cosas, si Ingrid Jetter no consigue imponer su candidato, es el pre anuncio de que su carrera en el PRO está condenada a ostentar un cargo y recibir un salario. Proyecto político truncado y una batalla que genera una grieta difícil de disimular.

Licenciada Ingrid Jetter

Dr. Rolando Revollar Ochatoma, el delfín de Ingrid Jetter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.