domingo 14 agosto 2022

TRÍO LOS PANCHOS

El trío los Panchos, maneja ECO de acuerdo a proyectos globales y, en función de los resultados del 2 de Junio, comenzará a perfilarse el proyecto individual de cada uno.

Ninguno de los tres tiene perfil de músico o interprete, sin embargo son la triada que administra el destino político de Corrientes y se han convertido en el Trío Los Panchos acaparando escenario y seguidores. Son ellos: Ricardo Colombi; Gustavo Valdés; y Carlos Vignolo.

TRÍO LOS PANCHOS

Por su lado, cada uno atendiendo su juego, se han dividido el poder de ECO. Ricardo Colombi intentando dar prioridad a los candidatos de la UCR, para así demostrar que es un presidente partidario que no relega su tropa. Gustavo Valdés, jugando a ser amplio y generoso, ensaya aptitudes de operador incorporando a los sellos partidarios de los partidos Liberal y Autonomista; arriesgando inclusive “fisuras” en el radicalismo cuando deja de manifiesto un apoyo incondicional a intendentes “no oficialistas” de algunas localidades -que incluyen al hijo de un adversario declarado de Colombi-. Y Carlos Vignolo, que se aseguró el manejo de la campaña en Capital y, consecuentemente una influencia de peso a la hora de nominar candidatos.

GANAR, PARA EMPODERARSE

Ninguno de los tres tiene como prioridad Corrientes. El interés particular es “apoderarse” del poder en el 2021. Los “colombistas” puros trabajan para eso. Los “valdecistas” auténticos siembran hoy para cosechar mañana. Los “vignolistas” saben que serán segunda voz, pero con mayor poder.

Las elecciones locales de 2019 son un trámite. Los tres mosqueteros de ECO están jugados a la “provincialización” de la gesta electoral. Después del 2 de Junio será otra historia. Si Macri pierde, es un escenario. Si gana, es un escenario en el cual los tres tendrán diferentes beneficios.

Pero la lucha por el 2021 ya se largó y la primera batalla será en la contienda del primer domingo de Junio. Los tres tienen juegos distintos, aunque parezca una estrategia uniforme.

LA CAPITAL DEL MONO

Será Carlos Vignolo el armador de la estrategia en la capital. Su visión es de 360 grados; repartir, obturar, inventar, y después juntar lo que quede entero es su misión. Hay dos años más de gestión Tassano por delante, pero esa cuestión es intrascendente.

La realidad muestra que el “Mono” Vignolo buscará ganar las elecciones para posicionarse como el mejor aliado de Gustavo Valdés. Para ello, está diseñando una lista de “concejales” híbridos; y, además, un conjunto de “cambios” en la estructura de funcionarios municipales.

Valdés le sirve de soporte financiero para hacer a medias, lo que prometieron hace rato. El gobernador se convirtió en el intendente “de facto” de la Capital y no duda en poner plata para que su socio en las sombras le construya un “territorio” de adeptos.

RICARDO Y SUS LEGIONARIOS

La legión de radicales encontraron en Ricardo al mismo Ricardo Colombi de siempre. Pero esta vez, el partido está por sobre todas las cosas. Por eso el presidente de la UCR intenta que las listas a legisladores y concejales tengan un boina blanca como cabeza de lista, y en los lugares subsiguientes, mayoría radical. Salvo el caso “Perucho”, todo lo demás deberá ser: UCR primero, después el resto.

El senador y ex gobernador, sabe que no puede contar con lealtades a futuro. Quienes vayan a apoyarlo en su intento de retomar el poder en el 2021 deben manifestarse hoy. Mañana puede ser tarde.

Rápido de reflejos, le regaló la Capital a los otros. Es el distrito con mayor incidencia, pero también es el de mayor fragmentación propia y opositora. Ricardo se hace cargo de la territorialidad en cada rincón de la provincia. Desde allí iniciará el retorno a la gobernación en el 2021.

GUSTAVO VALDÉS “NI”

El gobernador se subió a la campaña, más que nada, para demostrar que el primer elector es él. Pero todavía no tiene claro si busca la reelección o le devuelve el trono a Sir Richard “Corazón de Capibara”.

Mientras tanto disfruta del protagonismo heredado. Se sube al helicóptero o al avión y viaja para ocuparse de las cosas que su investidura le exigen. Por detrás de todo lo visible, está la intención de Cristina y algunos “postergados” -resentidos con Colombi- de aprovechar la gesta del 2 de Junio para subirse al proyecto de la reelección.

Pero el ituzaingueño no se decide. Sabe que es difícil construir una traición. Y el dio su palabra. La mantendrá?

LOS SOCIOS VITALICIOS

Dos Pedros y un Gustavo. Estos son los socios firmes que jugarán parte del poder en éstas elecciones. Lejos de la mesa chica quedan una veintena de partidos que no pasan de ser “esclavos” de la dádiva.

Quien mejor entiende la partitura de las relaciones con los tres socios es Ricardo Colombi. Sabe que le van a pedir y, siempre, les dio lo que querían: cargos.

El sábado próximo, cuando se conozcan los nombres de los candidatos de ECO, se verá que el mercedeño hizo su jugada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.