domingo 4 diciembre 2022

VALDÉS: SER O NO SER?

El gobernador tendrá hoy la oportunidad de explicitar por lo menos un boceto del contenido de su “plan de gobierno”. Podrá dar señales si hasta el 2021 habrá continuidad de modelo o, surgimiento de una impronta propia. No hay motivos para que Gustavo Valdés perpetúe la retórica. El “contenido” de su mensaje, en la apertura del periodo ordinario de sesiones ante la Asamblea Legislativa, es la ocasión propicia y el escenario adecuado para transparentar ante los correntinos si será un Gobernador o un sustituto validado en las urnas.

VALDÉS, SER O NO SER

Será capaz de usar en algún tramo de su discurso la remanida frase: somos un equipo? Si lo hiciere, estaría insinuando que no lidera, aquello que es una obviedad: un gobierno es un equipo.

Tiene, y lo sabe, la oportunidad inmejorable de decir en el momento y el ámbito institucional que corresponde, en qué consistirán los lineamientos y objetivos que impondrá en su gestión. No debe y no puede, reiterar “esquemas pre fabricados” y tampoco aplicar las mismas “pautas de ejecución” que ralentizan los efectos -escazos por cierto- de progreso sostenible en una provincia cómo Corrientes: rica en variedad, menguada en su capacidad de explotación.

Se espera que el gobernador entienda que los ciudadanos no quieren escuchar el discurso de un dirigente “vestido de un proyecto partidario”. Los correntinos, pretenden escuchar de boca del responsable de gobernar la provincia, cómo y qué hará para gobernar bien. Y para todos.

HORA DE CAMBIOS AÚN SIN CAMBIEMOS

Hacer las cosas bien debería ser un imperativo moral. No necesariamente debe ser una condición impuesta electoralmente. Valdés puede, hoy, comenzar a trazar un destino global, sin globos.

El gobernador sabe que la reforma ministerial le acarreará sinsabores. Pero es inadmisible la existencia de algunas “carteras ministeriales” que bajo un simple análisis de organización no tienen razón de ser. Por eso, no debería dudar en aplicar lo que ya trascendió, en el sentido de “reconvertir y reestructurar” los ministerios de Coordinación y Planificación y el de Industria, Comercio y Trabajo. Ambos con “funciones paralelas y/o superpuestas” con otras áreas del Ejecutivo.

De acuerdo al contenido de un “borrador” celosamente guardado, la jurisdicción ministerial a crear, sería la Jefatura de Gabinete, en la que se integrarían las Secretarías General, Coordinación y Planificación.

El ministerio de Producción podría absorber en su órbita íntegramente el ministerio de Industria, Comercio y Trabajo. Inclusive con rango de Subsecretarías, podrían cumplir eficiente y efectivamente su rol.

Turismo es una materia pendiente. Aún siendo la “bandera” de interminables discursos de campaña y gestión, es un área en la que, precariedad e improvisación, son sus rasgos más salientes. Nobleza obliga a ser objetivo y, la gestión turística en la provincia es inconsistente desde varios ángulos. Una gerencia en recursos turísticos -desde el Estado- no se caracteriza por “envolverla” en un Ministerio. Una administración moderna de esas “riquezas” debe ineludiblemente, estar fondeada en profesionalismo y capacidad de vinculación. Consecuentemente, un Ente Provincial de Turismo, sería dar el primer paso consciente hacia el desarrollo concreto de la provincia cómo opción turística respetable. En ésto, no se improvisa.

VALDÉS HACIENDO POLÍTICA DE ESTADO

Podría Valdés iniciar un recorrido por el laberinto de los intereses personales? Sí. Y no debe dejar pasar la oportunidad de “blanquear” que un proyecto de reforma de la Constitución se está gestando. Debería sincerarse ante la ciudadanía y decir lo que todos piensan, pero callan. Cada fracción política, analiza en su núcleo más íntimo y selecto de poder, la necesidad de una amplia reforma a la Carta Magna provincial. El gobernador tiene el deber de que esa idea sea debatida ampliamente y en su rol de jefe del Ejecutivo, tomar la iniciativa cómo política de Estado. Sólo así, podría garantizar que afloren las expectativas e ideas que los correntinos tienen pero, que los políticos en su egoísmo postergan. La “reforma” no debe estar circunscrita apenas a algunas medidas de excepción o asuntos de orden prioritario a sectores de poder.

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA…

Para todos. Aunque a la mayoría no le cambie el hoy, depende de lo que diga Valdés, podría cambiar el “mañana” de los correntinos. El gobernador tiene la palabra. Se espera que diga hacia dónde y porqué se debe “empujar” para que muchos puedan sumarse al esfuerzo.

 

 

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.