miércoles 17 agosto 2022

¿ALIADOS O ACORRALADOS?


A horas del cierre de alianzas la orden de Colombi entorpece las relaciones entre los aliados o acorralados por las imposiciones que el presidente de la UCR impone a una veintena de socios minoritarios.

Mañana se conocerá oficialmente la composición de las Alianzas que competirán en las próximas elecciones del 2 de Junio. Internamente, los partidos integrantes de ECO + CAMBIEMOS, han cumplido con los formalismos que les imponen sus Cartas Orgánicas. Sin embargo, una cosa es decir “sí” y otra muy distinta es decir “sí, quiero”.

ALIADOS O ACORRALADOS

Ricardo Colombi desde la comodidad de sus fueros -cómodo como carpincho en la laguna- resurge desde la sorda interna y asume la dirección técnica de la “gestión” de alianzas. Ni el gobernador, ni el ministro del congelado Plan Belgrano, han conseguido colocar un ladrillo en la pared electoral que el senador mercedeño viene construyendo con rigor.

El capataz de Corrientes opera en línea directa con presidentes, dirigentes e intermediarios de casi todos los partidos. Pero las charlas de mesa chica, están reservadas para los socios principales, grupo integrado por Braillard Poccard; Cassani; y Gustavo del Corazón de Jesús Canteros.

El resto -sí, el resto- ha tenido que conformarse con aceptar órdenes precisas e incuestionables. Los detalles del “decreto real” trascendieron sin mucho ruido. Y el motivo principal es que ningún simpatizante político de ningún partido soporta que un sapo de otra laguna venga a decirle como se le canta a la luna. En realidad, son miles de lunas -ciudadanos- que deberán soportar la misma cantinela. Una letra con partitura engañosa repleta de “arreglos” como por ejemplo:

Los partidos integrantes de la Alianza ECO + CAMBIEMOS, podrán formalizar otras alianzas -fuera de la lista oficial- solo para la categoría Concejales. Siempre y cuando, esas alianzas sean constituidas entre partidos que integran ECO + CAMBIEMOS. Quedan fuera de ésta bondadosa autorización los distritos Capital y Goya.

Significa que, además de reservar para sí el privilegio de confeccionar la lista de diputados y senadores, también hará lo mismo con la lista de concejales de los dos mayores distritos electorales que tiene la provincia.

Las otras localidades, podrán generar listas de concejales con alianzas “colectoras” a la lista de legisladores provinciales. Una especie de: casamiento entre parientes, pero siempre con los mismos padrinos.

Colombi dio muestras de benevolencia al permitirle a los socios -los más chiquitos- que construyan sus propias alianzas comunales. Pero siempre respetando el “parentesco“. El gesto obedece a una simple razón: en el 99% de los distritos, la lista oficial de ECO + CAMBIEMOS para Concejales con expectativas de ser electos, estará integrada por representantes de la UCR, ELI, Partido Popular y en menor medida Proyecto Corrientes. Es decir, la lista que contará con el “aparato estatal electoral” beneficia a los socios mayoritarios, sin importar su “incidencia” en el territorio.

No hay dudas de que Colombi está dispuesto a perder algunos concejales de la “elite” de ECO, si a cambio se asegura la obligatoriedad de apoyar su exclusiva nómina de diputados y senadores.

CAPITAL Y GOYA

No es sin motivo que Colombi haya “bloqueado” la posibilidad de que algún audaz se anime a conformar una lista de Concejales por fuera de ECO. Estas dos ciudades son la “joya de la corona” o “las fortalezas conquistadas” que deben mantenerse “puras” bajo el aceitado régimen colombista. Son las dos comunas donde se definirá el destino de la elección del 2 de Junio. Ganar será una señal de que el correntino está acostumbrado a lo mínimo. Perder, significará el inicio del ocaso para la dinastía que integran hermanados Colombi, Cassani, Braillard Poccard y como miembros de esa corte Canteros, Flinta, Vignolo y algunos más. ¿Y Valdés? A él le cabe el rol de rey sin reino; transitando un reinado sin corona.

¿HABRÁ REBELIÓN?

Ya la hay. Se verá mañana que algunos dirigentes y sus partidos, prefirieron abandonar el protectorado para someterse a la voluntad del soberano, aun a riesgo de no consagrase, pero por lo menos haberlo intentado. Será, para ellos, el primer paso para desandar otros caminos. Con obstáculos? Seguro. Pero libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.