domingo 2 octubre 2022

APUNTEN A CANTEROS

Parece que la consigna fue APUNTEN A CANTEROS. Se erosiona su aspiración a una candidatura. ¿Fuego amigo?

El 3 de agosto se desató incontenible el operativo APUNTEN A CANTEROS. La noticia, en exclusiva y documentada, surgió incontestable en un portal con directa relación a un referente político: Tato Romero Feris.

Una buena labor periodística que, otros medios, se encargaron de reproducir haciendo hincapié en una supuesta intencionalidad revanchista de Tato. Nunca se sabrá si corresponde darle crédito a la venganza.

Lo cierto es que la “novedad” de que Canteros tendría relación con el Hotel Confianza creció de manera exponencial ocupando espacios en todo tipo de medios y alcanzando “picos” de reproducción en redes sociales. El vicegobernador estaba en el “ojo de la tormenta”. Restaba saber de que cuadrante soplaron los vientos tormentosos.

Las “torres” del complejo hotelero que generó suspicacias

APUNTEN A CANTEROS

Salvo algunas excepciones -aquellos que reciben pauta directa o indirecta- el periodismo cumplió su función: informar. Aunque la evidencia documental generó algunas especulaciones, es cierto que lo fáctico es irreversible.

Sorprende que algo conocido pero no admitido, haya sobrecargado espacios periodísticos casi en consonancia. No fue una casualidad.

Si la información -desde el contenido y el protagonista- era/es importante, no hay que perder de vista el escenario y el contexto. Y mucho menos la estrecha relación con los “tiempos políticos”.

A Canteros le fue aplicado un “correctivo”. Sin violencia pero con una dramática efectividad. Es decir, al vicegobernador y aliado, se le hizo saber que algunas expresiones vertidas en los últimos días fueron por lo menos inconsultas.

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

La anunciada pretensión hecha pública, en el sentido de postularse a la intendencia capitalina, generó rezongos y murmullos en la mesa chica de ECO (inevitablemente asociada a CAMBIEMOS y/o JUNTOS POR EL CAMBIO) sembrando interrogantes y sospechas.

“Somos pocos y nos conocemos mucho” fue la frase que esgrimió un líder aliado. Otro, sin disimular su tono de disgusto preguntó: ¿Canteros se cortó solo? Fueron las expresiones más educadas.

El vicegobernador erró el cálculo. Más allá de la buena relación social y política con líderes de la alianza gobernante que integra, su “deseo” de ser candidato no cayó bien. Hay muchos candidatos. Y también hay muchos pretendientes para esa candidatura.

¿FUEGO AMIGO?

La información publicada por NorteCorrientes.com puso en evidencia un hecho que quizá no configure un ilícito. Pero invariablemente afecta la ética de quién siendo funcionario, a su vez, es proveedor del estado.

Sin embargo el origen de la noticia, por lógica, está relacionada con una “filtración” autorizada. Quién piense que la documentación detallada, salió de su ámbito natural por accidente o de manera extraoficial, se equivoca.

Esta manera elegante de advertirle a Canteros que no es momento para explicitar pretensiones fue gestada en el seno del poder. El autor intelectual planificó prolijamente: el dato, el medio, la repetición, el objetivo.

Fue hecho con un sentido estrictamente político. Una deducción fundada en que ningún fiscal abrirá una investigación de oficio.

Apunten a Canteros, no hay dudas, fue “Fuego amigo“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.