domingo 14 agosto 2022

AVANZA CiCo S.A.

La “dupla” Baéz – Lovera avanza en la obtención del “sello” propio. La movida ha recibido furibundas críticas de diferentes sectores que apoyaron la llegada a la banca de Diputados del chamamecero. 

Eran otros tiempos. Quizá más cerca de la “sorpresa” que de las “ambiciones”. El 15 de octubre de 2017 -no hace un año- Ariel Baéz y Nelson Lovera fueron entrevistados por un matutino local y en el remate de la nota, en diez líneas resumieron sus expectativas. Pero algo cambió.


“Yo hice una buena elección, Ariel hizo una tremenda elección, pero entendemos que no somos la clave del éxito, sino los partidos que conformaron la alianza, los fiscales, los militantes, los que entregaron las boletas, los referentes del interior. Muchas personas son artífices de lo que se logró”, dijo Lovera. Al afirmar que CICO “vino para quedarse”, convocó a otros ciudadanos “que se sumen con ganas de participar, que vivan de sus profesiones u oficios y que quieren formar parte con las decisiones respecto al futuro de los correntinos”. Báez, por su parte, señaló que si bien “este es el comienzo, vamos a necesitar de todos los que se sientan identificados para aumentar la presencia en toda la provincia y aspiramos a tener candidatos propios en todas las localidades, pensando en 2019”

¿Cambiaron ellos? No. Sus ambiciones y proyectos personales están intactos. Mantienen el perfil de “incorrectos” -de política hablamos- en el sentido de intentar representar una tranversalidad abarcativa que apenas trasciende sus propios egos. Auto convencidos de representar una movida transgresora que en definitiva surgió -todavía no lo entendieron- porque un político de raza los usó como abono de un “plan” mucho más importante. Se presentan como innovadores, cuando en realidad son la “mascarita” del proyecto que los “terratenientes del poder” pusieron en marcha para fingir una renovación. Pero algo cambió…

EL SELLO PROPIO

No son los primeros. Tampoco serán los últimos. El “Mono” necesita de CIRCO para expandir de una manera más heterogénea su poder de penetración en determinados “nichos electorales”. Por eso, porque el “padrino” dio una señal, el juez les concede el beneficio. Puede ser legal? Si. Y eso no significa que sea legítimo.

CICO S.A.

Éste no es el principio. Hace rato hacen “caja”, sin el mayor esfuerzo, apenas haciendo coincidir lo útil a lo agradable. Aunque en algunos aspectos sean inútiles y su falta de ética se exteriorice con un desparpajo desagradable. Pero, seguirán creciendo, aprovechando que el rol de marionetas les permite abrochar algunos negocios. Y por supuesto, atrincherados en la fortaleza del “partido político propio” harán valer la máxima: “En política un sello vale todo y mucho más”.

SON BUENOS

En definitiva, no son malos. Ariel Baéz es un excelente músico. Nelson Lovera es un gran payaso. Pero ninguno, individualmente, o ni siquiera como dúo, podrán ser buenos políticos. Menos todavía podrán conducir cabalmente un partido político en serio. Pero una sociedad anónima, es otra cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.