sábado 26 noviembre 2022

CORRUPCIÓN: DE TURNO

La corrupción está de turno. Funcionarios y empresarios estarían vinculados con maniobras ilícitas en la comercialización y distribución de medicamentos.

Willy Oviedo fue explícito, cuando hace 10 días en su programa “Espartanos”,  indicó que las droguerías y farmacias allanadas hace un mes en la ciudad de Corrientes, estarían vinculadas a funcionarios del ministerio de Salud Pública.

Willy Oviedo – Espartanos (Ver)

El comunicador puso el dedo en la llaga cuando relató que hay sobrados elementos para considerar que la justicia federal está en vías de desarticular una organización delictiva que se dedica a la “falsificación y adulteración de medicamentos”.

ANTECEDENTES DE LA MANIOBRA

Hace un mes atrás, Corrientes volvió a ser noticia cuando la Policía Federal realizó una serie de allanamientos a varios locales donde funcionan farmacias y droguerías, y también a domicilios particulares. El operativo es parte de una investigación a cargo de un Juzgado de Buenos Aires, que ordenó un conjunto de procedimientos simultáneos en Corrientes, Córdoba y Buenos Aires.

En la oportunidad, funcionarios judiciales del fuero federal local, tomaron intervención como “auxiliares”. Sin embargo, no dieron mayores precisiones sobre la causa ni sobre las personas involucradas.

Política en Corrientes, en base a las expresiones del comunicador Willy Oviedo, profundizó la investigación periodística en busca de antecedentes que tengan relación con los hechos.

VIEJOS CONOCIDOS

Las empresas dedicadas a la distribución y venta de medicamentos que fueron “allanadas” en Corrientes, tienen antecedentes de sanciones administrativas por parte de la ANMAT. Es decir, fueron objeto de “sumarios sanitarios” por la autoridad de aplicación, sin perjuicio de que el organismo haya realizado la denuncia penal correspondiente.

Las faltas detectadas durante inspecciones de la ANMAT, motivó que el organismo disponga la publicación de lo resuelto en el Boletín Oficial de la República Argentina; y además la notificación pertinente al Ministerio de Salud Pública de Corrientes.

Los hechos corresponden a actuaciones iniciadas en los años 2017 y 2018. Queda claro, que la Justicia Federal se abocó a la investigación pertinente, en función de las acciones de la ANMAT, que por lo visto no quedaron solo en “sumarios sanitarios”.

Se investiga la “falsificación de documentos”, hecho que fuera constatado cuando los responsables de una droguería de Buenos Aires presentaron una “autorización falsificada” para el tránsito inter jurisdiccional de medicamentos que estaba a nombre de una droguería de la ciudad de Corrientes. La empresa con sede en ésta provincia recibió una “sanción administrativa” en la que se le prohíbe la comercialización de medicamentos en todo el territorio nacional, a excepción de su distrito sede.

Otra droguería correntina, está incursa en varias faltas que violan la normativa vigente, como ser: ausencia de documentación que respaldaría el origen de medicamentos encontrados en su depósito; medicamentos sin envase original; falta de registración del ingreso y egreso de especialidades.

CORRUPCIÓN DE TURNO

A pesar de los antecedentes, lo que sorprende, es que el ministerio de Salud Pública correntino continuaría realizando compras de medicamentos e insumos a las droguerías y farmacias involucradas en la investigación.

Se presume que la influencia del secretario privado del ministro, quien tendría relación directa familiar con uno de los socios propietarios de los establecimientos “sumariados” e “investigados” por la posible comisión de graves delitos, es motivo para que estas empresas continúen siendo proveedores del organismo.

Cabe deducir que la investigación judicial ni las acciones concretadas por la ANMAT, revistan relevancia alguna para las autoridades sanitarias correntinas. Al punto tal de poner en riesgo la salud de los ciudadanos, sin que se considere la posibilidad de aguardar el desenlace de la causa penal en desarrollo.

Aún bajo la excusa de lo “presumible”, sería elemental que la “precaución” basada en el sentido común, determinara por lo menos la “suspensión” de toda compra a las firmas involucradas.

CONSECUENCIAS IMPREVISIBLES

La salud de los correntinos -la mayoría-, está expuesta a desenlaces de consecuencias irreversibles. Puede decirse que ante la sucesión de hechos de diferente índole, pero con el mismo grado de gravedad institucional, que son de conocimiento público (ambulancias traficando drogas; funcionarios protagonistas de hechos confusos involucrando a menores y denunciados por posible “trata de personas”; medicamentos vencidos con rótulos del ministerio arrojados en la vía pública) se torna impostergable una actitud formal oficial de las máximas autoridades del gobierno de Corrientes.

Por las dudas, ante tanta turbiedad y desmanejo de la cosa pública, alguien debería dar explicaciones. Si todos callan, mas audible y justificada se hará la expresión “LA CORRUPCIÓN MATA”. En éste caso, también puede matar sin dejar rastros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.