domingo 27 noviembre 2022

DIRIGENCIA VORAZ

Como signo indeleble de una dirigencia voraz, Juan Pedro Picasso, finalmente fue ungido en un cargo dentro de la estructura municipal que comanda Eduardo Tassano.

El “karma” de los voluntarios PRO aumenta y el poder de la cúpula crece proporcionalmente. Es que desde el comando de Raúl Schiavi y sus apóstoles, la estrategia es ocupar todos los espacios de “poder” con propia tropa.

UN JÓVEN PRO

El flamante Subsecretario de Turismo, Juan Pedro Picasso, es hijo del Delegado Regional NEA de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación, el doctor Juan Carlos Picasso.

El jóven -abogado como su padre- es un miembro activo de la conducción política del partido en la Capital. Buena persona; con poca experiencia laboral, cuestión  que no deprecia sus capacidades personales. Además, tendrá más de dos años por delante -lo que resta del mandato Tassano- para sacarle jugo a la experiencia.

No hay que descartar la posibilidad de que Juan Pedro, viendo todo lo que se puede hacer desde el municipio, alimente la pretensión -sana y legítima- de ser candidato a concejal en el 2019. Apoyo no le faltará; su padre es funcionario federal y miembro del selecto grupo de poder que conduce los destinos del PRO en Corrientes. Goza de una fluida y familiar relación con Lorena Lazaroff, actual interventora del IPS, lo que fortalece su perfil ante referentes de ECO -dígase Colombi-.

Juan Pedro junto a Lorena Lazaroff y Estela Regidor

DIRIGENCIA VORAZ

Schiavi, no ha sabido disimular su impronta (Ver). El cargo al que accede Juan Pedro Picasso, provocó una crisis institucional en la Capital, a causa de la ingerencia de “El César”. Fue público el escándalo y motivó hasta una reunión para que el Presidente explique los detalles de una singular situación en la que se vieron involucrados el Intendente, la dirigencia de la Capital del PRO y algunos aspirantes al cargo (Ver).

Pero si Dios escribe derecho en renglones torcidos, Schiavi es capaz de escribir en el agua. Así las cosas, forzó a Tassano a dar marcha atrás y dejó pasar un tiempo para que las aguas se aquieten; hoy, con el tema superado -en apariencia- colocó un “hombre” que es “propia tropa”.

Ningún cargo sale del esquema de la cúpula. Así, hermanos, hijos, primos, esposas, padrinos, etc. ocupan los espacios de poder que están destinados a eso: generar poder.

 

Juan Pedro Picasso junto a Lorena Lazaroff y su padre Juan Carlos Picasso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.