domingo 2 octubre 2022

EL FRENTE TIENE VARIOS CONTRAFRENTES

El frente tiene varios lados. Zabaleta peregrina. Pero son muchos los santos que esperan la visita devota.

El frente se debate entre el apuro; los objetivos; los errores judiciales; y la incertidumbre. En pocos días la esperanza del frente opositor se convirtió en ansiedad. Todos quieren respuestas, cargos, hechos. Pero ya. Esa es la consecuencia de una “aventura” electoral que no tiene correlato con el “orden interno“.

EL FRENTE TIENE VARIOS LADOS

Mientras “Juanchi” Zabaleta intenta reconstruir un partido, los socios potenciales se atrincheran en sus propios intereses.

Es decir, el orden de los factores, altera el producto. O el objetivo: ganarle a Valdés. Cada día que se apaga, enciende un próximo día que se pronostica difícil.

Por lo tanto, las gestiones del interventor del PJ, van camino a achicar las diferencias. Muy diferente a la intención de solidificar un frente opositor con posibilidades de ganar una elección.

LA REBELDÍA EXPLÍCITA

No hay un solo socio potencial que no haya manifestado que cargo pretende. Internamente, con más razón, todos juegan su juego. Perdurar. ¿Ganar las elecciones? Es otro cantar.

Voces autorizadas, con experiencia comprobada, ya enumeraron los “tiros en el pie” que se vienen sucediendo. Por señal, el “naufragio” de la presentación ante el Superior Tribunal, demostró que una nave puede hundirse antes de llegar a la playa. Y el océano que rodea a Corrientes es peligroso. ¿No le avisaron al compañero “Juanchi”?

El frente tiene varios dueños. Electoralmente, no hay título de propiedad que valga. Todas las elecciones son diferentes. Pero como siempre, hay que rearmar la oposición.

EL ANTI NO SIRVE

Desde adentro, a Zabaleta le presentan los “peros”. Eso incluye el anti kirchnerismo y, por más que suene raro, la anti renovación. Muchas veces impulsada desde el corazón de los renovadores.

Por otro lado, los “movimientos sociales”, aumentan la presión. Es lógico, ya no son “piqueteros“. Ahora son partidos políticos.

Sin duda que la tarea del interventor del PJ no se resume a organizar. Hay una materia previa: entender. Algo casi imposible cuando los propios, los aliados, los simpatizantes, los oportunistas y otros, hacen lo posible por hablar idiomas diferentes. Además de pintarle un cuadro de situación que favorece a quien lo pinta.

Si se pudiera pensar que aunque suene irritante, la oposición debería concentrarse en ser PRO y no ANTI, la patriada de Zabaleta no contaría tantas deserciones, heridos y traidores.

¿CUÁL ELECCIÓN HAY QUE GANAR?

No parece definido. O por lo menos no hay una “construcción” visible que amerite esa afirmación. Sobre todo cuando la interna no irá a resolverse hasta que haya “urnas” de por medio.

Candidatos sobran. Auto postulados o prescriptos por las encuestas. Pero a medida que van asomando la cabeza, desde el patio interno del Frente Opositor, comienzan a llover los piedrazos.

Sin dudas que todos quieren sumar. Pero hay muchos que condicionan ese apoyo de palabra a los “nombres” que serán ungidos por la intervención.

En consecuencia el compañero Zabaleta debe estar evaluando, si todo el esfuerzo vale mantener las dos bancas en el Senado de la Nación. Y, además, no perder ningún diputado nacional. Si lo logra, será todo un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.