sábado 26 noviembre 2022

EL STJ ESTÁ EN REMOJO Y SIN PRISA

El STJ está en remojo y sin prisa. Espera los tiempos políticos. La urgencia del periodismo no es compatible con los tiempos judiciales.

La presentación ante el Superior Tribunal de Justicia está en “remojo”. Hay que esperar. ¿Hasta cuándo? Por lo menos hasta el viernes a las 23:59 horas.

La resolución del alto tribunal dependerá si “opera” o no, la materialización de un Decreto que, ratifique o modifique sustancialmente lo estipulado en Decreto Nro. 1145/21.

Los doctores Gómez y Cubilla Podestá, solicitaron una medida cautelar de “no innovar” y la “nulidad” del decreto mencionado.

Invocando representación formal y legal de ocho partidos políticos, fueron en busca de un “freno” mientras se analiza la cuestión de fondo.

Es decir, materializaron un recurso ante el STJ, en la convicción de la existencia de un “agravio” producido por el uso indebido de las atribuciones del gobernador.

Se cuestionó la forma y el contenido del instrumento legal que el gobernador Gustavo Valdés utilizó para convocar una elección de legisladores provinciales y anticipó la fecha del acto electoral en la que se elegiría gobernador y vice sin instrumentar la convocatoria.

LA CUESTIÓN DE FONDO

Será sin dudas, la prevalencia entre lo manifestado y lo hecho. Es decir, ¿Qué es formal y cuándo es legal? La respuesta a esos dos interrogantes tendrán – como es de praxis – la biblioteca jurídica dividida en dos, o más teorías de interpretación.

Para los que solicitan la “nulidad”, existe una inconstitucionalidad manifiesta. Básicamente materializada en Art. 4 del Decreto 1145/21. Es decir, en una convocatoria formal y legal – el llamado a elecciones para legisladores provinciales -, se anticipa para la misma fecha la realización de elección a gobernador fuera del mandato constitucional.

Las atribuciones del gobernador para convocar y fijar fecha de elecciones, aparentemente, está viciada por un exceso: fijar enunciativamente, sin convocar formal y legalmente.

EL SUPERIOR TRIBUNAL ESPERA

Si no hubiera lugar para el análisis y consideración del recurso impetrado, ya habría sido rechazado. Sin embargo, la obviedad de que el STJ espera la sucesión de hechos, es apenas perceptible.

Como ocurre la mayoría de las veces la mano judicial también juega una mano política. La adecuación de los tiempos está sujeta a las necesidades que las demandas e intereses políticos determine.

No hay prisa, por lo menos hasta el viernes 11, hasta que se haga efectivo un hecho imprescindible: la aparición de un nuevo Decreto que materialice el hecho invocado.

LA URGENCIA

El periodismo se desgasta en ansiedades. Sin embargo, la política transita caminos que no son “publicables”. Pero, habrá tiempo y “tiempos”, para que la noticia sea un título y varias interpretaciones.

Cuando el Decreto que Valdés deberá emitir aparezca, la sucesión dé hechos políticos y judiciales consecuentes, van a desnudar la “trama” oculta del devenir de la agitada realidad política correntina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.