domingo 2 octubre 2022

FRENTE Y CONTRA FRENTE: DISPERSIÓN EN LA OPO

El Frente tuvo varios “contra frentes”. A la desilusión por el “loteo” de los cargos electivos para las provinciales, el intento de “censura” en las PASO desilusionó a la compañerada

Zabaleta terminó su gestión con un frente que tiene varios fondos como contra frente. Muchos nombres e intereses, pero poca representatividad “popular”.

Sin discurso ni interpretes, la “campaña” del Frente no pasó de ser una excursión al parque de diversiones. Es decir, los que tenían multi pase y, los que debían esperar -desde la incertidumbre- para poder “colarse”.

Acumular sellos sin proyectos no le resultó positivo. Por el contrario, al oficialismo que estrenó “traccionador de votos“, le fue fácil repetir la vieja receta: Vamos Corrientes, que el proyecto es correntino. Si es bueno o malo, la gente se hará cargo de la utilidad de su voto.

EL FRENTE

El loteo entre sectores “referenciados” fue una sumatoria de camporistas; renovadores cooperativos; renovadores masistas; movimientos sociales -que hoy ya aprietan con sello propio-; sindicalistas sin peso; y, un Camau Espínola cada vez más lobista.

A lo anterior hay que agregarle los “intendentes”. Los mismos que todavía intentan cuidar su quintita. Pero, sin capacidad para proyectarse a nivel provincial.

La oposición, que en esencia no cristalizó un conjunto, sucumbió ante el “payé” de un radicalismo más conservador que nunca. Y si de conservadores se habla, no se puede ignorar que a los correntinos los cambios no se les impone. Se les injerta. Con inteligencia, argumentos sólidos y verdaderos dirigentes políticos.

LOS CONTRA FRENTE

Hay nombres propios que asumieron la responsabilidad de ser candidatos. Y fracasaron. Deberán hacerse cargo de la incapacidad de generar esperanza y traducirla en votos.

Apenas se salva Martín Barrionuevo. Éste, por lo menos, eligió una “herramienta” oportuna y diferente: la estadística relacionada a la pandemia. Fue original. Sin embargo, una golondrina no hace verano.

ESTRATEGA PURO

Rodolfo Martínez Llano, el milenario; un genio de la lógica: tiempo – espacio – oportunidad, no dudo en quedar al margen a sabiendas que el “armado” de Zabaleta naufragó antes de que comience a navegar rumbo a las elecciones.

Supo que desde el “puerto mayor” las intenciones estaban resumidas a mantener el mismo número de bancas nacionales. ¿Y las elecciones provinciales? A Cristina no le interesa el distrito Corrientes. ¿Y al presidente? No le dio el olfato para construir una campaña seria. Por eso, designó a Zabaleta como “delegado”.

Pero, volviendo a “Confucio”, supo correrse a la banquina y esperar para ver pasar el cortejo. Y no era justamente una caravana de victoria.

El estratega puro espera las internas del próximo año. Y con todas las cartas sobre la mesa, elucubra un proyecto de conducción que se “proyecte” en un frente ganador para el 2025.

ZABALETA CUMPLIÓ

Vino, vio, pero jamás entendió. Por eso hizo la más fácil. Loteó candidaturas de acuerdo a la bajada de línea de los popes nacionales.

Ni siquiera tuvo tiempo para “ordenar” la logística de campaña. Y por ende, la misma fue caótica y con escasos recursos.

La campaña publicitaria no tuvo argumento opositor. Y la intención de “exprimir” la ayuda nacional fue mal direccionada. No hubo interpretes ni traductores sectoriales que supieran transmitir un mensaje ganador.

Sin embargo, Zabaleta estuvo. Para eso lo designaron: para estar, sin ser…

LOS MEA CULPA

Será difícil la autocrítica. En Corrientes, la oposición hace años que no deconstruye sus propios males. Apenas se limita a inventar “estrellas fugaces“. Y eso no convence. Mucho menos a un electorado acostumbrado a poco, pero palpable.

Fabián Ríos puso la cabeza. Disminuido, pero dispuesto al sacrificio. No se puede pretender que se auto atribuya la derrota.

El Partido Justicialista necesita reinventarse. Julio Romero fue el último que ganó una elección a gobernador en 1973. Es decir, pasaron 48 años. Y si fuera por cábala, algún timbero diría: el peronismo es un muerto que habla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.