miércoles 30 noviembre 2022

LA INTERNA DEL PJ EN LAS PASO

La interna del PJ en las PASO será el punto de partida para saber quienes se reciclan y quienes deberán comenzar de nuevo

La interna del PJ avanza hacia un capítulo más de su larga “novela“. El próximo domingo, en las PASO, quedará definido quien sobrevive a la derrota del 29 de agosto – día de San Valdés – o, quienes deberán comenzar de cero. Sobre todo, porque en “política” hay tiempo y oportunidades para resucitar.

ALERTA EN EL ENTORNO…

Si algún “compañero correntino” negara que Cristina Fernández está preocupada por el resultado de las PASO en Corrientes, mentiría.

La vicepresidenta no piensa en porcentajes. Lo que importa, para ella, es como quedará conformada la lista de candidatos a legisladores nacionales después de la contienda.

Con los votos cosechados el domingo 29, no alcanza para asegurar que sus “candidatos” de CELESTE Y BLANCA, seduzcan al elector peronista. Mucho menos, puede imaginar que el voto exógeno, acompañe la pretendida reelección de quienes representan la duda o la continuidad.

Además, la voluntad del elector neutro o ajeno puede llegar a modificar el orden de los factores. Y, consecuentemente, el armado definitivo de las listas para las elecciones generales del 14 de noviembre.

CFK puede quedarse sin Ana Claudia Almirón. Sin embargo, Camau Espínola -el mutante como lo denominan los compañeros- podría sobrevivir a la rebeldía de un voto peronista harto de “figuritas repetidas“. Como la apuesta ya está hecha, perder senadores sería un sobreprecio sobre el costo de perder también diputados nacionales.

ALBERTO Y SU “LOTEO”

Para los analistas, las pre candidaturas para las PASO, tuvieron el mismo método de designación que las “fallidas” postulaciones para las elecciones del 29 de agosto.

El procedimiento fue pergeñado en Buenos Aires. Alberto Fernández, vía Juan Zabaleta, decidió no hacer “olas” y dividir -aunque no proporcionalmente- los lugares en las listas de acuerdo a los intereses de cada sector. La unidad se materializó por “decreto“. Y el resultado de las elecciones provinciales dejó claro que, mantener los mismos “muñecos” en la calesita, no refleja la realidad ni estimula el interés de un peronismo correntino cada vez más precarizado.

LA INTERNA DEL PJ

En el Frente de Todos –correntino– hay una ausencia total de estrategas. En consecuencia, son los generales del PJ los que imponen el peso de su sello para desarticular desde un acuerdo de “mesa chica”, el laborioso aglutinamiento de partidos, movimientos sociales, sindicatos, deportistas y lobbystas que mantienen la esperanza de un cambio.

Es la interna permanente para que la promesa de triunfo mantenga en el tope de las listas a los mismos de siempre. Pero, sin que esa voluntad de repartir y dar de nuevo, se materialice en una interna del partido que de una vez por todas democratice el PJ.

Fruto de ese personalismo, se exacerban los egoísmos y, concluyen en una distribución de candidaturas basadas en la imagen o en los padrinazgos. La pregunta es ¿Representan al peronismo de Corrientes Camau, Anita, Jorge Antonio, Marlene y el Tata? Y… Ellos dicen que sí.

EL RIESGO DE PERDER

La “construcción” del delegado Zabaleta, ni siquiera tuvo un “plano“. Es decir, el discurso de campaña para las provinciales, dejo en evidencia que lo importante era preservar un voto duro que le permita un sustento aceptable en las Primarias.

Pero ese proyecto arquitectónico se perdió el 29 de agosto. Del dicho al hecho, Alberto Fernández –presidente del PJ nacional–, no entendió que el padrón de Corrientes no es tan relevante; pero sí son valiosas las bancas legislativas nacionales en juego.

El Frente de Todos puede comenzar a perder el próximo domingo dos bancas; un diputado nacional y un senador de la nación. Pone en juego tres escaños en total.

El único que quizá no pierda, por esto de “a río revuelto…”, es Carlos Mauricio Espínola, más conocido como “Camau”. Si la lista “Celeste y Blanca” que encabeza el medallista, triunfa sobre la que lidera Alejandro Karlen “Ganemos Corrientes”, Espínola podrá asegurarse ser electo senador nacional por la minoría el 14 de noviembre.

Sin embargo, los pre candidatos sindicados por Alberto y Juanchi (presidente del PJ y delegado normalizador), integrantes de la lista Celeste y Blanca, quedarían fuera de todo en caso de perder en las Primarias del domingo venidero. Será el peor escenario, porque hasta Ana Claudia Almirón la única candidata apuntalada por Cristina Kirchner, deberá preparar las valijas para volver a Corrientes –¿su territorio?– y comenzar de cero.

SIN PROYECTO Y SIN DISCURSO

El elector correntino no es muy exigente. Tampoco es ciego, mudo o sordo. Su instinto de supervivencia prevalece sobre la decisión analítica a la hora de votar. Al final, hasta el mismo Valdés evito nombrar a Macri durante la campaña a sabiendas que, la “grieta” nacional no vende en Corrientes.

Mientras el Frente de Todos siga personalizando el futuro hablando de los que viven en Buenos Aires, la cosecha de votos correntinos seguirá en merma.

Ningún referente local tiene un mensaje que describa proyectos palpables. Es decir, todos hablan de un mañana atado al éxito de proyectos electorales. Pero, la realidad es que, aunque los índices negativos -todos- se mantienen hace décadas, el correntino sigue creyendo en una gestión que paga sueldos; hace algunas obras; publicita el provenir; y te conquista compañeros hace veinte años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.