sábado 26 noviembre 2022

GOBERNADOR PRESUPUESTADO

Ambas cámaras legislativas aprobaron el Presupuesto 2018, otorgándole al Poder Ejecutivo, la herramienta de administración imprescindible para toda y cualquier gestión que se inicia: el Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Provincial.

La dinámica legislativa, que a veces derrapa en tortuosos caminos improductivos -casi siempre por excesos ideológicos-,  recupero estabilidad institucional y dio una señal de madurez y responsabilidad política. La capacidad de dialogo primo por sobre intereses sectoriales -algunos justificados- y se alcanzaron puntos de coincidencia sólidos para convertir en Ley el proyectado Presupuesto 2018.

GOBERNADOR PRESUPUESTADO

No obstante, con Ley de Presupuesto en el bolsillo, el gobernador Gustavo Valdés sabe que la camisa le cabe, pero no es su número. Colombi, dejó en manos de Vaz Torres, un presupuesto pre formateado. Acorde inclusive a las indicaciones -no sugerencias- del gobierno nacional.

Para colmo, a días de cumplir su primer mes de mandato, Valdés tuvo que apagar varios incendios originados en algunos municipios -muchos, casi todos- cuyo nivel de ignición automática alcanzaba límites alarmantes como consecuencia de las debacles financieras de los ejercicios de administraciones anteriores. El jefe del Ejecutivo, fue razonable, optó por no dejar que se queme el rancho y auxilió con “fondos anti incendios” a varias comunas. Ese gesto, ya le genero merma en recursos, que serán necesarios más adelante para hacer funcionar “la máquina provincial”.

De cualquier forma, aún con el surgimiento de éstos “imponderables”, la decisión de plantear una profunda reforma del Estado está tomada y buscará implementarla, caiga quién caiga, en el alumbramiento de las sesiones ordinarias del legislativo. Que los funcionarios no lo mencionen, no significa que la “reforma ministerial” sea una especulación trasnochada. Hay más de una docena de razones y cientos de millones que dan fundamento a un inevitable replanteo de gestión y administración del Estado. Y el compromiso fue firmado.

DURMIENDO CON UN OJO ABIERTO

La estrategia para la aprobación de la Ley de Presupuesto no fue un parto sencillo. Llevó horas de análisis y consultas que traspasaron varias noches mientras la luna se bañaba en el Paraná. Valdés mal durmió, porque prefirió no confiar en el “armado” de las negociaciones y enfrentó el desafío de gerenciar personalmente un modelo de dialogo diferente. Aun sin su presencia corpórea, el gobernador habló con la oposición mediante las voces de tres legisladores del oficialismo que representaron la voluntad del primer mandatario. Hubo buen manejo, algunas exigencias y algunos renunciamientos. Pero, todo salió de acuerdo a lo planificado. Valdés inició su gestión con Presupuesto aprobado. Eso, ya lo diferenció de su predecesor, quién finalizó su mandato con Presupuesto prorrogado. Uno a cero.

    Diputados en la sesión dónde se aprobó el Presupuesto 2018

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.