miércoles 30 noviembre 2022

LA SAGA CHINA DE VALDÉS

En conferencia de prensa se dió a conocer lo básico de la saga china de Valdés. El gobernador reiteró la potencialidad económica de algunas actividades económicas desarrolladas en la provincia.

Valdés volvió cansado. Por eso dejó para ayer, jueves, el “monologo informativo”. Lo hizo en una monótona conferencia de prensa, donde aprovechó  la oportunidad para explayarse sobre los tópicos que ya anticipó mediante sus cuentas en redes sociales. Ningún detalle adicional que, en concreto, justifique pensar que éste viaje fue diferente a los ya realizados en anteriores oportunidades por los mismos protagonistas: gobernantes, funcionarios, legisladores y empresarios.

LA SAGA CHINA DE VALDÉS

El periplo por el país continente, la gran China, sirvió para que el gobernador ratifique con su presencia la infinidad de contactos y negociaciones que hace más de una década iniciara el gobierno de Corrientes. Por ese entonces Ricardo Colombi, declinó la responsabilidad representativa en su vicegobernador Pedro Braillard Poccard, quien encabezara una comitiva -similar a la que acompañara a Valdés en ésta oportunidad- cuya misión fundamental era mostrar la potencialidad productiva de la provincia en el sector ganadero y forestal.

El gigante asiático lleva más de 20 años comerciando y fortaleciendo inversiones en la Argentina. Variados y diferentes convenios protocolarizados dan marco a las relaciones bilaterales, sin duda más abarcativas, que las razonables intenciones de expansión productiva y comercial que avalaron la decisión del gobernador para concretar éste viaje.

PRODUCCIÓN BÁSICA

Casi un decenio atrás, la promesa de exportar a China era el “caballito de batalla” que preanunciaba una era de industrialización de la economía primaria y básica de Corrientes. El gobernador repitió la receta: carne y madera.

Dijo Valdés “Los correntinos tenemos que comenzar a ver la vaca correntina como un elemento estratégico para Corrientes y la ganadería es un proyecto estratégico para todos nosotros”. Aplauden los ganaderos; festejan en la Sociedad Rural; se ratifica como producto estratégico de la economía de Corrientes la tradicional “vaquita”. Una decisión inevitable ya que la ganadería representa el 40% del Producto Bruto del sector agropecuario correntino.

Como dato real e incuestionable, la existencia de 4,3 millones de cabezas de ganado, representan una capacidad indubitable para generar políticas de exportación de productos cárnicos. Sin duda, el mercado chino de consumo se expande progresivamente, y se convierte en un importador que garantiza volumen y continuidad.

Sin embargo la potencialidad de éste tipo de producción se contrae al abordar aspectos como la generación de empleo o la evolución a niveles de mayor valor agregado. Falta industrialización y un aprovechamiento integral del elemento básico: la vaca. Sorprende que el objetivo central y prioritario sea solo exportar carne.

DE LA MISMA MADERA

Con la madera la situación es casi la misma. Corrientes tiene la mayor superficie de bosques implantados, 500 mil hectáreas. El potencial a futuro implica la posibilidad de quintuplicar la producción actual. Existen 3 millones de hectáreas con suelos aptos que, por sus condiciones especiales, favorecen el crecimiento de especies silvícolas en promedios superiores a los obtenidos en otras latitudes.

Pero cantidad y calidad no aseguran una explosión productiva que garantice a la provincia un mejor aprovechamiento de los recursos generados. Es obvio que la incorporación de valor agregado generaría mayores beneficios y por añadidura, creación de empleo y expansión de la actividad económica directa e indirecta.

China es un mercado “demandante” de madera. Las industrias consumidoras de éste producto primario consumen un volumen superior a su nivel de producción. El país asiático convierte la madera en media docena de productos con valor agregado destinados a la exportación. Algunas restricciones de la Comunidad Europea y la explotación intensiva de los bosques chinos, obligan a la importación de madera. Es decir, compran materia prima y ellos le agregan valor. Ésta condición puede favorecer a los productores forestales afincados en Corrientes. Les garantiza el acceso a un mercado que demanda “rollizos”.

INTERROGANTES SIN RESPUESTA

La exteriorización, casi en nivel de euforia, de los resultados obtenidos en el desarrollo de ésta misión comercial que encabezó el gobernador Gustavo Valdés, no son suficientes para mitigar los multiples interrogantes que surgen de una exposición tan escueta.

Con vehemencia el gobernador habló de la deferencia con la que fue recibida la comitiva por las autoridades y empresarios chinos en las regiones visitadas. Fue reiterativo al expresar el sumo interés de los diferentes sectores académicos y científicos, que habilitan generosamente compartir -sobre todo-, posibilidades en el ámbito educativo y tecnológico.

Dejó de manifiesto su particular interés en la posibilidad de acceder, por ejemplo, a productos modulares como las “casas prefabricadas”; o los sistemas lumínicos revolucionarios con tecnología LED.

Es importante resaltar que los chinos también tienen algo para “vendernos”. Y aunque no se haya explicitado, esa es la idea. La política económica china es integral y fundamentalmente expansiva. Por eso, te compran si y solo sí, te venden. Invierten, preferentemente, asegurándose “financiar”; “construir”, y “operar”.

Aunque para algunos haya pasado desapercibido o, soslayado adrede, vale destacar una expresión del gobernador “Estuvimos manejando tema de financiamiento y siempre que haya garantía soberana, los chinos están dispuestos a invertir”. En esa afirmación condicional radica el meollo de la cuestión. Los chinos tienen todo. Pero, ese todo conlleva condiciones y tiene un precio.

Útil sería que el gobernador se explayara en explicar los detalles sobre las condiciones que involucran la posibilidad de financiarse utilizando por ejemplo “coparticipación” como “garantía soberana”. Es apenas un interrogante. Uno solo de los varios que quedarán sin respuesta. Porque a pesar del éxito de ésta misión, todavía no se conocen los nombres de la totalidad de los miembros que integraron la comitiva del señor gobernador. Al parecer, habría motivos para considerarlos “secreto de Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.