miércoles 17 agosto 2022

PARTIDOS POLÍTICOS: SE ARMAN LAS INTERNAS?

En la jerga quinielera el 18 es la sangre. ¿Llegaría al río, el año próximo, la sabia que corre por las venas de los correligionarios, compañeros, militantes y simpatizantes?

Los partidos políticos protagonistas en Corrientes, tendrán internamente un 2018 agitado. No son muchas -a pesar de las más de 40 boletas partidarias en el cuarto oscuro- las agrupaciones que tienen vida “institucional”. Son, sin duda, radicales y peronistas los que estarán bajo la lupa de la ciudadanía. En menor medida, partidos provinciales de disímil performance en las elecciones también generarán expectativas; sea por su trayectoria, por sus resultados electorales últimos o por su protagonismo en el armado coyuntural del actual escenario político provincial.

¿UCR EN PAZ?

A días de vencer su mandato como gobernador y asumir por seis años una banca en el Senado, el líder de la Alianza vencedora, observa cómo nadan los delfines en un mar calmo. Ricardo Colombi construyó una estructura política vencedora, cuya ingeniería fundamental está basada en saber “partir y repartir”. Fue su impronta personal, secundada por no más de un par de habilidosos e intuitivos, lo que garantizó la heterogeneidad representativa en su justa medida.

En éste escenario exitoso, aparecen nuevos protagonistas, que interpretarán su rol sin salirse del libreto. Ya quedó atrás la frustración y enojo de algunos por no haber sido “ungidos”; quedó claro que la pretensión personal debe estar sometida al espíritu de cuerpo.  Y así lo entendieron quienes, a pesar de haber sido premiados con “puestos ganadores”, aún siguen gestando guerra de guerrillas estériles, sólo para mantenerse en forma. El jefe los observa y sonríe.  Es radical, pero recuerda la frase del General: los muchachos son buenos, pero son mejores si los controlas.

Flinta y Vignolo ya tienen su rol asignado. No irán más allá del deber hacer. La construcción del poder no admite improvisaciones. Habrá renovación, no es sólo una posibilidad, es algo premeditado. Forma parte de la estrategia de quién, cómo se dice en el campo: el ojo del amo engorda el ganado.

EL PJ BUSCA UN RUMBO

Ya no es cuestión de identidad. Es un caso de supervivencia. El fracaso electoral pesa y, se sabe, la derrota en el peronismo exige el pase a retiro del “generalato”. Pero, para ello, hace falta una interna. Que lógicamente necesitará de recursos, porque ya nadie reparte promesas.

De los recitadores del dogma quedan pocos. La transversalidad que impulsó Néstor, mezcló mucho los tantos. Hoy no hay homogeneidad, ni en el discurso ni en los objetivos. Germinaron varios “referentes” que hasta hace unos meses, solo exhibían su condición de afiliados; y otros que a pesar de su juventud, han construido en poco tiempo una base, que les permite erguirse sin timidez en medio de los “históricos”. También se hacen oír los que alguna vez fueran el núcleo del Frente Para la Victoria, hoy más camuflados, pero convertidos en la reserva del kirchnerismo. A esta altura de los acontecimientos, esa actitud denota convicción, más que un mero interés por cargos o prebendas.

Como no podía ser de otra manera, los “gurúes” mantienen su posición de satélites con influencia. Siguen jugando al toco y me voy, pero coronando bancas. Y a veces algo más. Mucho más.

Y los traidores? Ese es otro tema. Primero hay que ver de dónde viene la acusación. Y después, apoyados en la realidad, que es una sola, analizar seriamente si los que “jugaron” en contra quieren volver o quedarse dentro del esquema que los contuvo.

No hay la menor duda de que el PJ va en busca de un rumbo. Necesita reagruparse y fijar metas. El año que viene tendrá para ellos 730 días. Es que todos lo que pretendan trascender o sobrevivir, deberán hacer valer cada día por dos.

SOMOS CORRIENTES SE AFIANZA?

Liberales y Autonomistas o, “colorados y celestes”, están a las puertas de iniciar un mismo viaje. Antes de las fiestas estará decidido el cronograma electoral. Como de costumbre, se iniciará con la apertura del periodo de afiliaciones. Y se irá desenvolviendo a lo largo del tórrido verano para llegar a marzo 2018, casi con seguridad, en lista única por consensos.

La incertidumbre la genera la posibilidad de que, los que se fueron, intenten volver y pelear espacios. Pero “lecontistas” y “romeroferistas” no están ansiosos. Están en otro “esquema”, en el  cual, todavía hay espacios de poder;  y ellos son socios.

Quizá el próximo año hayan más puntos de coincidencia, para la concreción de un nuevo “Pacto”, que les permita disminuir o frenar la “sangría” electoral que sufren por la falta quizá, de un proyecto que motive a sus afiliados.

EL TRÍO ELÉCTRICO

Proyecto Corrientes, Partido Popular y Encuentro Liberal, no tendrán mayores dificultades en ratificar a sus actuales conducciones. El personalismo les ha dado excelentes resultados. Nadie tiene de que quejarse. Y aun siendo actores de reparto, son parte esencial de una obra taquillera: ECO.

Esa fortaleza de conducción trasciende y da certezas. En política la confianza genera confianza y respeto. Habrá tiempo para discutir internamente algunas pretensiones o candidaturas. Pero todavía falta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.