lunes 8 agosto 2022

PEDRO BRAILLARD NO SE ENTREGA Y QUIERE VOLVER

Pedro Braillard no se entrega y quiere volver. El tema es el lugar. La banca del senado ya tiene candidato.

Pedro Braillard no se quiere jubilar. Hasta hace poco quería renovar su escaño en el Senado de la Nación. Pero en “Vamos Corrientes” hay muchos compromisos. De eso, no cabe duda.

En consecuencia, Gustavo Valdés deberá “conseguirle un lugar“. También, una tarea complicada, si se tiene en cuenta que la nueva alianza ya cuenta con 29 partidos políticos. Según dicen sus gestores.

Por la banca en el Senado para pelearle a Cristina Fernández de Kirchner, hay dos candidatos compitiendo palmo a palmo. Ambos radicales. Lógico, los correligionarios no van a regalar protagonismo.

PEDRO BRAILLARD: UN ETERNO

El actual senador nacional por Corrientes cuenta con una basta experiencia en la vida política. Inclusive desde antes del retorno de la democracia. Era un joven liberal que supo desempeñar cargos importantes. El más trascendente en 1981, siendo secretario general del municipio de la ciudad de Corrientes.

Fue gobernador. Además fue varias veces ministro en diferentes carteras. Fue legislador provincial. Fue vicegobernador de Ricardo Colombi. Pero, sin dudas, el cargo más “envidiado” es el que hoy ocupa. Y, al que parece haber desistido de “renovar”.

Sin embargo, con su experiencia y a su edad, no quiere jubilarse. Es la política. Cuando te dejan, según dicen.

PARTIDO POPULAR FAMILIAR

En la vida política correntina no hay un solo Braillard Poccard. Sí, hay cuatro (4). Aunque no todos juegan en el mismo espacio. Para quienes tienen memoria, no es una excepción en la política correntina. Tíos, primos, hermanos, cónyuges, o cuñados juegan a ocupar espacios. Y les sale bien.

Es la política. Si hay lugares, vale ocuparlos. Por eso Braillard Poccard tiene como norte seguir brindándole sus servicios a la ciudadanía. Pero, la cuestión electoral no se resume a las intenciones.

PEDRO SERÁ…

Con el nacimiento de VAMOS CORRIENTES, repartir las “cartas” no es fácil. Y por eso, a Gustavo Valdés no lo desvela, pero le preocupa contener al eterno Pedro.

De los lugares “posibles” el más accesible es encabezar la lista de diputados. De ahí en más, presidir la cámara baja, es algo creíble.

En consecuencia, el “enroque o reemplazo” de aliados es una realidad. Aunque desde algunos medios se intente “talar” al actual presidente de diputados, Pedro Cassani.

ECO + VAMOS CORRIENTES

Es la misma estrategia. Acumular boletas en el cuarto oscuro. Pero los que juegan son “algunos” partidos. Los demás son proveedores del Estado; Consejeros del gobernador; algún “cargo” que los aproxime a la tibieza del poder.

Pero el PODER, pasa por la UCR -hoy en plena renovación-, y sólo dos o tres partidos aliados que han hecho historia con su fidelidad.

La garantía de estar representa otros cuatro años son sobresaltos. Los salarios se pagan en tiempo y forma. ¿Si Valdés te da un lugar -lo que representa una caja– que importa lo que digan los demás? Estás adentro. Eso, es suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.