miércoles 17 agosto 2022

PJ EN MODO BETA

El justicialismo correntino prueba un nuevo “desarrollo”. Los intendentes pusieron en marcha la versión Beta. Los históricos pierden poder y protagonismo.

Tiempos de cambio. Pero sin utilizar explícitamente la palabra “cambiemos”. A tono con el escenario político global, los intendentes del PJ, comenzaron a desandar un camino que no admite retornos.

LA COLMENA…

Trabajo, disciplina y pertenencia. Tres características que confluyeron en el armado de un nuevo espacio. Por ahora, sin abeja reina, un conjunto -cada vez más numeroso- de laboriosos referentes del peronismo, se aplica con ahínco a la tarea de producir las condiciones que generen un proyecto de poder homogéneo, aglutinante y nutritivo.

El zumbido que evidencia una febril actividad ya se sintió en varios lugares de la provincia. Se mueven; se encuentran; se agrupan; y en la efervescencia del dialogo van sembrando propuestas, objetivos y definiciones. El rumor va dando paso a la certeza. Los intendentes van por la colmena, para restituirle su condición de panal. 

NI DIOSES NI TIRANOSAURIOS

Ninguna duda hay sobre las razones de las derrotas del peronismo correntino. Todas, han sido a consecuencia de una cúpula partidaria egocéntrica y mercenaria. Incapaz de generar participación; de inspirar confianza; de respetar mandatos, lugares en la fila e inclusive pertenencia al movimiento. 

En décadas, los generales -perdidosos o capituladores- han cimentado la fragmentación del partido, privilegiando sus intereses y subvirtiendo el mandato de sus bases. Proclives a la intriga; ejecutores de la traición; sin disimulo manipularon la esperanza y la necesidad, adueñándose de los mejores lugares a la mesa. 

Pero nada es eterno. Ni los dioses -Corrientes no es el Olimpo-; ni los Tiranosaurios, aunque hayan sido temibles depredadores.

HABÍA UNA VEZ…

Así comienzan los cuentos. Hace unos días, un referente propietario de un medio, utilizó los servicios de otro medio para hacer un racconto de sus anécdotas y hazañas. Poco favor le hace mirarse en el espejo del pasado. Eso ya pasó y su rol hoy, por el paso del tiempo y otros fenómenos, luce desgastado dentro del peronismo. El Confucio autóctono, no pasa de ser un seudónimo para editorializar en su propio diario.

Además, hay plena certeza de que el verdadero K’ung-fu-tze, literalmente «Maestro Kong», no reencarnó en el dirigente demodé  cuya última victoria fue colocar a su sobrina en el Senado. Viejas mañas, vicios eternos…

¿QUE DICE EL ORÁCULO?

En Corrientes los justicialistas no están a la espera de un “mesías”. Tampoco se dejan subyugar por esa cuestión de la alineación de los planetas. Los pronósticos son parcos, pero contundentes, habrá una nueva conducción. ¿Integradora? Es lo primordial. Sin una apertura concreta para sumar, la movida será apenas un amague. 

Es una realidad que supera cualquier teoría que, en su enunciación, pretenda restarle importancia. El PJ nuevo ya superó la etapa alfa, aquella en la que se incorporaron características determinantes; hoy, están en plena ejecución de la etapa beta, depurando errores activamente. 

Habrá que esperar un tiempo para confirmar, con resultados, que el PJ correntino se prepara para ganar elecciones. Y en eso, de nada sirven las pitonisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.