¿POR QUÉ “TODOS” CONTRA COLOMBI?

Todos contra Colombi parece ser la consigna. Antigüos aliados; correligionarios favorecidos; ilustres desconocidos; y, algunos medios periodísticos se ensañan contra la vida, obra y proyectos del radical

La lista de detractores y desagradecidos embanderados en la cruzada todos contra Colombi es larga.

La heterogéneidad de esa muchedumbre es directamente proporcional a los intereses que motivan su objetivo común.

TODOS CONTRA COLOMBI

Quienes pretenden convertir al dirigente radical en un político vetusto no se miran al espejo por las mañanas. Algunos de ellos, le deben al arcaico referente, su vigencia en los cargos que ostentan.

Otros, hacen flamear la bandera de la renovación en la política, y son los primeros que cogotean en la fila para asegurarse una banca o un cargo como si fueran vitalicios.

Estan los que, desde la función que ejercen, se arrogan el mérito individual de haberlo conquistado por esfuerzo propio. Pobres hipócritas, los avergüenza reconocer que llegaron hasta donde están de la mano de quien hoy desprestigian.

Además de poca memoria, adornan su falsedad con ingratitud. No es la excepción, todos lo hacen.

COLOMBI NO ES UN SANTO

El perfil sicológico de los políticos es tarea para expertos de multidisciplinas. Como todos, Colombi reúne algunas condiciones que lo caracterizan, virtudes y defectos que seducen o repelen.

Se le adjudican actitudes calificadas como antidemocráticas y de no cumplir con los acuerdos. Algunas ejercidas como gobernante y otras internamente en el ámbito de su partido o de la alianza que lideraba. Pero curiosamente, la mayoría de los quejosos y detractores, prefirieron mantenerse a la sombra del dirigente radical.

Hasta adversarios políticos han replanteado su posición y terminaron siendo su aliado. ¿Conveniencia o convicción? Solo ellos saben.

EL ELEGIDO PARA SER ENEMIGO

Para lo que resta de la oposición Colombi no es el principal adversario. Inclusive, para algunos sectores, representa un aliado potencial con quien compartir objetivos concretos. La ideología es lo de menos. Importa sí, qué, cómo y en beneficio de quién.

Sin embargo, parece que desde el gobierno que ayudó a construir y potenciar, lo eligieron como el “enemigo“. Y la misma actitud se replica internamente en su propio partido.

Es decir, para oficialistas y correligionarios Ricardo Colombi es una amenaza para sus intereses y ambiciones.

LOS MEDIOS TAMBIÉN OPERAN

Los archivos sirven para algo. Algunos medios profesan una básica honestidad intelectual. Es decir, publican información errónea pero por lo menos dan un velado derecho a réplica y no eliminan su publicación engañosa.

Ver y creer…

SILENCIO ESTRATÉGICO

Ricardo Colombi no hace declaraciones en los medios hace tiempo. Habrá que esperar la resolución judicial de su presentación defendiendo lo que cree afectó sus derechos políticos. Eso en el marco interno.

Pero, como es de público conocimiento, continúa desarrollando su estrategia con el objetivo de consolidar su candidatura para las elecciones del 2025.

A diferencia de los que se encolumnan en el todos contra Colombi, el mercedeño no habla de ellos. Además de su preferencia por las pocas -y hasta toscas- palabras, prefiere escuchar lo que la gente tiene para decir y que muchos prefieren no escuchar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verified by MonsterInsights