domingo 2 octubre 2022

SOTO DÁVILA: ¿SALVARSE O, SALVARSE?

Soto Dávila está en Buenos Aires. No declaró ante el juez Torres. Habría presentado un escrito. Estrategia de supervivencia. El martes 18 tratan su caso en el Consejo de la Magistratura.

El Juez Carlos Soto Dávila, ingresó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 12 esta mañana, en concordancia con lo acordado la semana pasada cuando el Juez Sergio Torres le concedió una prorroga hasta el día de hoy.

El magistrado correntino, a cargo del Juzgado Federal N° 1, está acusado de liderar una asociación ilícita que cobraba sobornos para proteger a narcotraficantes, e inclusive el juez interviniente en la causa pidió su “captura” la semana pasada.

Soto Dávila, de acuerdo a trascendidos, se abstuvo de declarar y presentó un escrito.

SITUACIÓN COMPLICADA

El juez Carlos Soto Dávila sería de la “cabeza” de una organización delictiva integrada por funcionarios judiciales y profesionales del derecho que actuaban en connivencia para favorecer a los “narcotraficantes” con maniobras donde en algunos casos se habría modificado la calificación penal; en otros se les habría otorgado excarcelaciones no procedentes y  hasta se les habría dictado la “falta de mérito” a los acusados. 

DIEGO IGLESIAS
PROCURADURÍA
DE
NARCOCRIMINALIDAD

Involucrado en una “mega causa” el magistrado no tendría muchas opciones a su favor. Las pruebas acumuladas en la investigación que llevan adelante la Procuraduría de Narcocriminalidad, dirigida por Diego Iglesias; y los fiscales Carlos Stornelli, Flavio Ferrini y Carlos Schaefer, estarían vinculadas a un proceso en el que convergen 39 expedientes relacionados, con 132 imputados y al que se adjuntaron cuatro mil CD con escuchas telefónicas. 

ACORRALADO

El jueves 6 de diciembre asumieron los nuevos miembros del Consejo de la Magistratura, durante el Plenario el senador nacional Miguel Angel Pichetto, quién presidirá la Comisión de Disciplina y Acusación, dejó entrever que la cuestión Soto Dávila sería el primer tema a tratar y se dio vía libre al pedido del Juez Sergio Torres que pidió la suspensión y el juicio político del magistrado correntino.

La citación ya está fijada para el martes 18 a las 10 de la mañana, y los miembros de la Comisión fueron informados de la realización de su primera sesión oficialmente con la aclaración de que “el material a tratar será oportunamente remitido”. Sería la primera instancia de un proceso que puede llevar meses, y cuyo segundo acto se concretaría con la comparecencia de Soto Dávila a fin de dar explicaciones ante la Comisión.

DOS ESCENARIOS

Ante la gravedad de su situación por los delitos que se le imputan, Soto Dávila podría pedir licencia. Es una estrategia que le permitiría “dar un paso al costado” y entregar la titularidad del juzgado a otro magistrado, para que su permanencia no genere una catarata de recusaciones o mantos de sospechas en la tramitación de causas por narcotráfico.

En principio, su comparecencia ante la Comisión en el Consejo de la Magistratura, sólo podría efectivizarse a partir de febrero. Es improbable que Soto Dávila salga “inmune” en ésta etapa; un dictamen de mayoría -por la acusación actual y sus antecedentes- lo pondría a las puertas de una votación en el Plenario para suspenderlo y dictaminar el pedido de juicio político. Pero para ésto serán necesarios nueve votos de los 13 que tiene el Consejo.  Los intereses electorales podrían ser la salvación o la cruz para el juez correntino.

Por otra vía, la investigación en el ámbito de la justicia, podría sufrir un retardo. El juez Sergio Torres no tendría garantizada la misma “libertad” en la prosecución de su tarea si el par correntino continua en el cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.