sábado 26 noviembre 2022

TASSANO: VERDAD O CONSECUENCIA

Tassano habla pero no informa. Promete pero no cumple. El intendente no genera ningún gesto de apoyo en los empleados de su administración, ni tampoco entre los ciudadanos-contribuyentes que sufren su pésima gestión.

Mientras el intendente asegura que no existe animosidad hacia los empleados municipales, avala y ejecuta acciones administrativas y operacionales que exponen la inexactitud de sus afirmaciones.

DIVIDIR, DISIMULANDO…

Desplegar bases operacionales para el servicio de control de tránsito, no es una acción que se pueda fundamentar sólo con la frase “queremos llevar los servicios a los barrios, estar cerca de los vecinos” (Ver imagen abajo) . La realidad es que el municipio no cuenta con la logística, los vehículos, ni el personal idóneo suficiente, ni siquiera para alcanzar el objetivo de ordenar el tránsito vehícular y peatonal dentro de las cuatro avenidas. Esa es una verdad obvia e indiscutible.

Captura del Portal de la Municipalidad, entre los servicios que brinda, no figura la Dirección de Tránsito

La excusa, fallida desde su concepción, es considerar que el rol inherente a la Dirección de Tránsito es un servicio. A diferencia de la recolección de residuos, transporte, barrido y limpieza e iluminación pública, las acciones que desarrollan los miembros de la Dirección de Tránsito Municipal se fundamentan en las atribuciones que le confiere la Ordenanza, y para la cual le asigna el poder de policía por la que debe hacer cumplir la normativa vigente. El médico, no aprobó comprensión de textos.

Hay varios aspectos que debilitan la acción, por la ausencia de instrumentos formales, que darían marco legal a lo resuelto por las autoridades municipales. El primero, es que no hubo una orden escrita.

SIN RESOLUCIÓN

Si el modelo de gestión del ejecutivo municipal se basa en orden verbales, pone en riesgo la legalidad de sus acciones. Hay leyes, y están para ser cumplidas.

Es normal en ésta gestión “accionar” y después generar el “instrumento administrativo”, que puede ser fechado con posterioridad al cumplimiento de una orden, lo que implica un vicio de nulidad inapelable. Sin embargo, el hecho de haber “trasladado” una parte del parque automotor en horas de la noche, a instalaciones que no tienen relación operativa con la Dirección de Tránsito, para posteriormente y en forma verbal informar al personal motorista que sus unidades fueron “trasladadas a las nuevas bases operativas”; además de irregular, es una acto improductivo.

La “invitación” hecha al personal de la Dirección de Tránsito para que se avenga a cumplir sus funciones en los nuevos “informales” destinos, no tuvo un proceso administrativo, propio y obligatorio de cualquier administración que se precie de seria.

Tampoco existió -quizá ni lo redactarán- un borrador que exponga, ante los “cuadros” del área que deberán instrumentar la “estrategia tentativa”, lo que Tassano -por sugerencia de Calvano- quiere aplicar. La improvisación o, el desconocimiento, son el combustible que pone en movimiento a ésta élite de funcionarios que pretenden hacer del municipio un “laboratorio” para replicar “modelos y acciones” que copian -pero mal- de otras jurisdicciones.

AL SACRIFICIO

Los empleados municipales de la Dirección de Tránsito, están sujetos a ser enviados al sacrificio. En primer lugar, porque nadie les garantiza su integridad física, cumpliendo sus deberes en zonas dónde la “agresividad urbana” es moneda corriente. No hay uno y sí, una veintena de ejemplos, en los que se puede fundamentar que determinadas zonas de ésta ciudad son “tierra de nadie”, donde ni siquiera la presencia policial es admitida con pasividad. Basta con imaginar una dupla de agentes de la Dirección de Tránsito siendo hostigados o agredidos por media docena de “ciudadanos” para los que la anarquía es la madrina de la impunidad.

El otro “sacrificio” a los que serán sometidos los inspectores de Tránsito es el de “poner la cara” para recaudar. Y ésto no es una aseveración infundada. El hecho de que la subsecretaria Tumilasci haya abusado en varias oportunidades verbalmente de su posición de poder, interrogando y acusando falazmente a los municipales requiriéndoles explicaciones de porque se labraban un número de actas de infracción exiguo; o si, el motivo de la merma en las infracciones comprobadas era a causa de que los inspectores hacían su “negocio”, es parte del razonamiento que generó la decisión de “desparramar” bases operativas y “abarcar” más áreas de acción en las que se pueda generar mayor número de multas. Y todo ésto para qué? Para que la recaudación diaria de dinero fresco aumente, producto del contradictorio sistema “pague su multa y salga liberado”.

No puede negar la gestión Tassano, que la extensión en el horario de funcionamiento del Tribunal de Faltas, obedece solamente al objetivo de recaudar. Así, diariamente, el municipio recoge dinero contante y sonante producto del cobro del 50% del valor de una infracción, si el infractor se aviene a pagar por adelantado sin necesidad de comparecer ante el magistrado de turno. Ese esquema trasladado a la estadística, demuestra que el “castigo” en dinero, no es efectivo para combatir el inmanejable crecimiento de las infracciones cometidas por los “conductores” en ésta ciudad. El objetivo es RECAUDAR. Y el primer municipal en esa línea es: el inspector de tránsito.

UNA GESTIÓN ROMANA

Alejado del derecho y proclive a emitir órdenes “imperiales”, Tassano va imprimiéndole a su gestión un sesgo absolutista. Sólo él entiende lo que pretende hacer con una ciudad que es de todos. Refugiado en las onerosas entrevistas que los periodistas y los medios le facilitan para intentar explicar lo inexplicable, avanza en la implementación de “acertijos” que no mejoran la calidad vida de los ciudadanos.

Por suerte, a cada día que pasa se da un paso más hacia el inevitable 10 de diciembre de 2021. Fecha límite. Después de esa jornada, por lo hecho, Tassano deberá volver al ejercicio de su profesión. En la ciudad de Corrientes, nunca más tendrá el respaldo de la ciudadanía.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.