lunes 8 agosto 2022

ALERTA UCR

No hay certezas de que se pueda evitar una renovación de autoridades sin dirimir pretensiones en las urnas. Colombi complicado en su laberinto. Valdés, gobierna. Vignolo, acecha la presa.

Hay tiempo. ¿Pero cuánto? El paso de los días, más la confirmación de nuevos cuestionamientos, aleja la posibilidad de que Ricardo Colombi asuma la conducción de la UCR sin que haya internas por la autoridad del radicalismo.

MIRANDO ATRÁS

El senador radical, cayó en desgracia hace poco más de un año atrás, cuando once diputados le clausuraron su intención de reformar la Constitución para quedarse un tiempito más. Fue en una histórica sesión, en la que más de un argumento dejo sentado que el líder de ECO, buscaba su “salvación”; luego de esa jornada, se le “lavó la yerba” al mercedeño y ya muy pocos siguieron prendiendo velas en su nombre. Había pasado a ser el “ex gobernador”. Como ahora.

Pasado el “luto”, él mismo volvió a generar resquemores, jugando a ser el dedo omnipotente. Durante semanas, Vignolo, Valdés y Vischi, estuvieron con paperas, por no graficarlo de una manera más grosera.

Ungido el heredero, hizo lo posible por ganar y dejar bien en claro que el padre de la criatura era él. Por eso, amparado en la excusa del “equipo”, le dejó instalado más de medio gabinete. Por ahora.

Fue soberbio, sembró “ventiscas” y generó “heladas”. Se instaló en la banca a rumiar como mantener su poder en vez de generar espacios de renovación. Nadie le perdona, aunque le sonrían. Todo vuelve, murmuran las paredes de la “Rosadita”.

EL GUAPO…

Pelea hasta con su sombra. Si no hay problemas, los inventa. Así fue que decidió auto nominarse candidato a presidente de su partido y armador del futuro de la política correntina. 

Los radicales tienen vocación democrática. Haberla anestesiado por unos años no es lo mismo que apuntalar el unicato. Por eso, desde todos los puntos cardinales, un “viento fresco” pre anuncia una tormenta. Y Colombi, tiene la manada dispersa, y no quedan peones para salir a juntar el ganado.

LA SABIDURÍA IMPONE

Hay que saber retirarse. Evitar la mínima posibilidad de un traspié, último, que empañe toda una trayectoria. Nadie le va a negar lo hecho, pero muchos han sentido en el lomo el rigor de ese sacrificio que impuso la construcción de un proyecto que Colombi no hizo solo.

Colombi debería ejercer su sabiduría política como un noble consejero. También sus escuderos y operadores. La sangre nueva radical no quiere más “acuerdos” con otros partidos o “grupitos sin sello” que al final, van ocupando los espacios sin méritos ni sacrificios en un “toma y daca” que denigra la vocación política.

VALDÉS GOBIERNA

Porque tiene mandato del pueblo. No es un testaferro. Es el gobernador en ejercicio. Consecuentemente, hará lo necesario para fortalecer su gestión y el partido. Eso no implica hipotecar su futuro por devolver el favor al líder. Porque los líderes no echan en cara sus decisiones, apenas deciden. Y deben arcar con las consecuencias.

NO ES HORA PARA TIBIOS

Carlos Vignolo lo sabe. Si claudica ahora, no podrá evitar la desconfianza, de un lado u otro de la grieta. Sabe que los jóvenes no van a esperar otra oportunidad. Es una situación límite. Quien recoja el estandarte será quién marque el rumbo. Si juega en las sombras a dos puntas, las urnas le escribirán la historia que el duda en escribir. Y será derrota, interna y general. Porque no es momento para amagar. No hay tiempo.

SORDOS RUIDOS…

Que amenazantes se transforman en una sincronía de voces y exigencias. Paso de los Libres, Virasoro, Ituzaingó y en menor medida otros departamentos, vienen sumando intenciones para que esta renovación de autoridades no sea una parodia.

Ni el “Checho” Flinta con su habitual habilidad conciliadora puede atajar todos los penales a la vez. Deberá abrir la jugada, porque no tiene sentido hacerse goles en contra, tan sólo por decir: la metí.

El radicalismo correntino transita horas decisivas solidificando el “ismo” que reemplazará a una parte rica de su historia. Y por eso, porque hasta las historias tienen fin, Ricardo Colombi “per se” deberá dar un paso al costado y regocijarse por la pluralidad de voces que volverá a corear su nombre. Ese es el líder, el que muestra el camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.