lunes 8 agosto 2022

CIERRE DE ALIANZAS CON SEÑALES VARIAS

El Cierre de Alianzas operó el miércoles 30, en lo formal. El trámite electoral dejó señales varias en lo político

El cierre de alianzas para las elecciones del 29 de agosto ya tiene “formato” legal. Sin embargo, la virtualidad no le quitó ansiedad, dramatismo, arrepentimientos y suspicacias al primer acto jurídico-electoral que comienza a dar señales inequívocas en lo político.

CIERRE DE ALIANZAS OBVIAS

Gustavo Valdés impuso su “marca” como “apellido” a la Alianza del oficialismo. El convulsionado ECO terminó siendo ahijado de un desconocido “Vamos Corrientes“.

En consecuencia el rol del radicalismo – en los votos el más fuerte – quedó supeditado a las imposiciones del nuevo “macho alfa“. El resto de los partidos quedaron divididos en “viejos” y “nuevos” aliados. O si se prefiere una calificación más cruda, están los que “poseen” y los que “pretenden”.

El amontonamiento de sellos sin contenido ideológico ni plataforma programática desnudó la esencia de la política correntina: hasta los políticos necesitan un patrón.

Es decir, los liderazgos de algunos partidos, se asemejan a perros de raza que no cambian el collar ni el pedigree pero sí de dueño.

ZABALETA CONSTRUYE, A PESAR DE TODO

El “delegado” no delega. A pesar de las presiones eligió su propio terreno para poner orden en el desorden. Así, el desfile de “dirigentes” y “aliados” por Buenos Aires, abarcó toda la semana pasada.

En el armado de Alianzas, Zabaleta jugó fuerte. Tuvo pragmatismo e inteligencia, no exento de picardía. Por eso se inscribieron dos “alianzas” opositoras con diferentes conformaciones. Además, le hizo un guiño a Gustavo Canteros, para que pueda inscribir colectora propia en la ciudad capital.

En otras palabras, el “Juanchi” demostró que la construcción territorial es similar en cualquier distrito. Tuvo que poner en su lugar las pretensiones y darle cabida a la “arquitectura participativa”.

Se dice que, sin levantar la voz, puso en eje a varios “pretenciosos liderazgos”. El hombre de confianza del Presidente usó frases del General como: “La única verdad es la realidad”. Eso, fue una sentencia. Los prohombres del peronismo entendieron que deben trabajar más y hablar menos.

CONVENTILLO A LA CARTA

El cierre de alianzas dejó expuestas algunas particularidades. En ciernes, la intervención de dos partidos que pusieron sus fichas en ECO de Vamos Corrientes. Situación que se dio en Forja y el Conservador Popular.

En el terruño del gobernador exiliaron políticamente al intendente radical Eduardo Burna. La orden la dio Gustavo Valdés en beneficio de su hermano Juan Pablo Valdés. Nepotismo al palo. Ni siquiera Ricardo Colombi movió una pestaña.

Por señal hasta Raúl Motta referente de ELI en la localidad, puso a disposición del presidente de su partido – Pedro Gerardo Cassani – su renuncia e hizo público su apoyo a Eduardo Burna.

Declaraciones de Raúl Motta (ELI – Ituzaingó) GENTILEZA DE UNA EMISORA LOCAL

Ni que hablar de las mutaciones partidarias que se operan en el interior provincial donde los dirigentes de diferentes partidos del oficialismo intentan mantener su “idiosincrasia” ante el el avasallamiento del “dedo” índice de Gustavo Valdés..

UN CIERRE QUE QUEDÓ ABIERTO

En la tierra sin mal nada es definitivo. Es decir, ni siquiera el cierre de Alianzas, garantiza que algunas variantes impensadas se concreten.

Hay más partidos que cambiaran de boleta. Y lo más importante, hay otros que están pensando en salirse de las Alianzas para “operar” como colectoras.

La mesa es chica y todos quieren un lugar. Entendible, sobre todo, cuando lo que más importa es estar. Aunque sea de pie y cogoteando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.