lunes 8 agosto 2022

VAMOS CORRIENTES TIENE PARTIDA DE NACIMIENTO

Vamos Corrientes tiene partida de nacimiento. Sin embargo, no tiene “documento”. Es decir, lo que tiene es provisorio

Vamos Corrientes tiene sus papeles en orden. Pero, provisoriamente. Su “partida de nacimiento” data del 19 de mayo de éste año. En esa fecha fue aceptada su Carta Orgánica por la Justicia Electoral.

Quién te a visto y quién te ve… Un Partido que ni siquiera participó de una elección es el “jefe” de ECO

VAMOS CORRIENTES ¿SERÁ?

La “marca” que Gustavo Valdés impuso desde la ratificación de su candidatura y el “evento” de adoctrinamiento en Empedrado, no es más que un trámite burocrático.

Es decir, en una provincia donde la “industria” que más crece – sin hacer humo y con mínima inversión propia – es la “fabricación” de sellos partidarios, no es extraño que el Gobernador haya hecho la lógica: crear su propio Partido.

Sin embargo, en sus orígenes, Vamos Corrientes tenía otro nombre. En abril del presente año, el Juez Electoral subrogante – el archi conocido Gustavo Fresneda – aceptó el cambio de denominación. Es decir, lo que hubiera sido “Partido de Todos“, pasó a ser “Vamos Corrientes“.

¿Da lo mismo “Coca light” o “Manaos”? Todo sirve. ¿No?

LOS MOTIVOS DEL PADRINAZGO A ECO

No es casualidad que la Alianza oficialista haya sido nominada “ECO + VAMOS CORRIENTES”. Primero, la intención fue despegar la gestión radical local del ya desahuciado “ECO + JUNTOS POR EL CAMBIO”. Una promesa incumplida que terminó en una mentira gigantesca.

Segundo, la génesis , apuntaba a garantizar un “partido propio” que sería la nave insignia de un reordenamiento de partidos. Algunos del antiguo ECO; otros, creados a los efectos.

Esa intención vino de la “mano” del “Mono” Vignolo. Cuando Valdés decide su repatriación – para ser ministro con poder político – la idea de “jubilar” a la plana mayor de ECO estaba germinada.

Cuando el 30 de junio operó el cierre de Alianzas, muchos referentes de ECO se preguntaron: ¿Por qué Valdés le pone el apellido a lo que construimos junto a Ricardo? Ese interrogante tiene respuesta.

LA AMENAZA DE RUPTURA

Ricardo Colombi y Gustavo Valdés se destrataron en innúmeras oportunidades. Que no haya trascendido, es gracias al “blindaje mediático” impuesto hace 20 años. Sistema que, dicho sea de paso, se “come” millonadas de las arcas del Estado. O sea, de los correntinos.

Pero, volviendo a la cuestión. Valdés, desde que se lo propuso, no dependía de Colombi. Al contrario, el “eterno” Ricardo dependía de los “movimientos” de su delfín.

Marcado el rumbo y, con el “fanatismo” de los conservadores a cuesta, el Gobernador jugó fuerte e impuso: el candidato soy yo; el vice lo elijo yo; también yo voy “mechar” la lista de legisladores; y, aunque no les guste voy a bendecir algunos candidatos a intendente.

Esa realidad, no tenía vuelta atrás. Colombi contaba cuantos sellos quedarían en ECO y, la realidad es una sola: por los cargos baila el mono y Valdés arrastraría varios sellos a su proyecto personal.

La “crisis” del radicalismo pasó de UTI a Clínica general. No había una razón valedera para quebrar una empresa que hace 20 años le da réditos inimaginables a una UCR opaca que consiguió mejorar el modelo “Pacto Autonomista Liberal”. Y arreglaron. Valdés puso el apellido y Colombi la paciencia. Al final, son – o serán – veinte años más.

¿QUÉ DICEN LOS SOCIOS?

Nada. O todo. Pedro Cassani vive pendiente de la “espada judicial”. Pedro Braillard Poccard sabe como se juega éste juego. Basta con ver cuantos prohombres con el mismo apellido hay en la función pública, de un lado o del otro.

PARA MUESTRA BASTA UN BOTÓN. LA PUBLICACIÓN SURGIÓ HORAS DESPUÉS QUE CASSANI MANIFESTARA: ¿Y PORQUÉ EL CANDIDATO AGOBERNADOR TIENE QUE SER VALDÉS, PUEDO SER YO?

La excepción fue Gustavo Canteros. Armó su mochila y pateó el tablero. ¿Fue capricho o traición? Depende de como se lo mire. Cuando el “Mono” lo castiga en público, se olvida que Canteros en no menos de 3 tertulias en la Residencia 1, le anticipó a Valdés que aspiraba a ser intendente de la ciudad capital. Valdés lo sabía y lógico, Vignolo tambiém.

Pero, a pesar que la construcción de poder es un ejercicio a veces ingrato, no cabe dudas que Valdés-Vignolo apostaron por la reelección de Tassano-Lanari sin siquiera pensar un minuto en los vecinos de la ciudad. Los negocios son rentables. Mucho más de lo que cualquier contribuyente imagina.

VAMOS CORRIENTES: UN DOLOR DE CABEZA

La historia se cuenta de dos maneras. Mintiendo, la mayoría de las veces. Diciendo la verdad, a costo de pasar al olvido.

Pero, la historia individual de cada correntino, está lejos de ser la preocupación de estos “constructores de poder”. A sabiendas de que la birome la tiene Valdés y Colombi encarna la “mística” de ECO, la cuestión de los “20 años más” está zanjada.

Falta armar las listas y ungir al compañero de fórmula. Un trámite conflictivo a días de que se le “imponga” marca al ganado.

No habrá muchas sorpresas. O se acomoda la lista. O, se quiebra ECO + Vamos Corrientes. Todo un desafío para un “partido” que apenas tiene partida de nacimiento. Provisoria…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.