domingo 27 noviembre 2022

EL PANU ESTÁ EN EL GOBIERNO

Mario Branz (H) fue designado subsecretario y el PANU está en el gobierno de Valdés. El gobernador intenta salvar la elección del domingo y paga por adelantado.

Cuando Colombi vetó al yerno de Tato Romero Feris, Valdés le prometió al líder naranja que el PANU tendría lugar en su gestión ocupando algún cargo ejecutivo.

El gobernador quema sus últimos cartuchos para asegurarse un victoria el próximo domingo. Las encuestas le marcan que las elecciones tendrán un ganador. Pero con sabor a derrota.

Para que las diferencias no sean exiguas, Valdés recurre a designaciones varias con la intención de garantizar el apoyo de algunos partidos. En el caso puntual del Partido Nuevo, con un poder territorial en la Capital que aún menguado resulta interesante, el primer mandatario decidió pagar la promesa antes. Por las dudas.

EL PANU ESTÁ EN EL GOBIERNO

Gracias al Decreto Nro. 1379 de fecha 23 de mayo del corriente año, el ingeniero Mario Jacinto BRANZ (H) -DNI 28.302.077-, se convirtió en el nuevo Subsecretario de Coordinación de Entes Descentralizados del Ministerio de Obras y Servicios Públicos.

El acto administrativo de cubrir la vacante que dejara Osvaldo Caludio POLICH -actual ministro- es la confirmación de un “acuerdo político” entre Valdés y el partido que lidera Raúl Rolando ROMERO FERIS.

Decreto 1379 designación de Mario Branz (h)

UNO DE TANTOS

Éste es uno de los numerosos decretos que el gobernador rubricó para “pagar” promesas de campaña. Falta conocer los decretos de designación de algunos liberales y autonomistas.

Al final de cuentas, cuando los partidos del viejo Pacto Autonomista – Liberal fueron convocados para acompañar a Valdés, la frase destacada de la invitación fue: ustedes formarán parte de mi gestión. Obviamente, a través de cargos en el Ejecutivo.

VOTOS, CARGOS Y DEMÁS YERBAS

La duda radica en saber si la “repartija” de cargos se verá reflejada en la obtención de votos. La imagen positiva -alta- del gobernador es un dato anecdótico. Gustavo Valdés no es candidato, aunque toda la campaña haya sido fundada en su figura, la lista de candidatos y la estéril intención de separar la gestión local de la nacional, no son suficientes.

Un electorado apático, sin expectativas de satisfacción de sus mínimas necesidades, no parece dispuesto a colaborar para que el anhelo del gobernador se haga realidad. Si Valdés necesita legisladores y promueve concejales -como los de Capital-, sus candidatos generan un rechazo que generará una vendetta inapelable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.