domingo 26 marzo 2023

FLINTA QUIERE ENCABEZAR

Flinta quiere encabezar y exige el mismo “trato” que le dispensarían a un “socio” de ECO. El planteo del casi vitalicio senador provincial complica la definición de listas del oficialismo. Surgen versiones cruzadas sobre la fecha de elecciones provinciales

Sergio Flinta quiere encabezar la lista de senadores de ECO. La cuestión es que, todavía no hay definiciones, sobre las “puntas de lanza” de las listas del oficialismo para las provinciales.

FLINTA QUIERE O, SE PLANTA

La novedad que disparó la reacción del “Checho” Flinta es que a Pedro Gerardo Cassani, le confirmaron durante el fin de semana pasado, que encabezará la lista de diputados provinciales.

El actual presidente de la Cámara de Diputados vence su mandato el 9 de diciembre. Necesita los “fueros” indefectiblemente. Pero además, es un “socio” de ECO con votos que siempre obtuvo una retribución a la “medida” de sus aportes

Es decir, por circunstancias que no solo están relacionadas con lo político y electoral, Perucho Cassani puede respirar tranquilo por cuatro años más.

ASEGURAR LA BANCA

Flinta quiere asegurar la banca. No está dispuesto a que la “paridad” lo relegue a un tercer lugar en la lista de candidatos a senadores.

Agudo observador de las realidades internas, sabe que Ricardo Colombi irá por su reelección y por ende, la lógica impone que el presidente del partido ocupe la cabeza de lista.

También sabe o presiente que si Gustavo Valdés logra poner su “candidata” en el primer lugar de la grilla de aspirantes al senado, el “Checho” quedaría cuarto cómodo y casi al borde de la “no reelección”.

SUENAN LOS TAMBORES, ESCONDAMOS LAS URNAS

Hasta ayer, la fecha probable del acto eleccionario para elegir cargos legislativos provinciales, estaba destinada a ser convocada para la primera semana de junio; ahora surge la posibilidad de septiembre.

Sin que nadie salga a decir “ésta boca es mía”, la posibilidad de llevar la elección provincial a septiembre, entre dos turnos electorales nacionales -agosto las PASO y octubre las Generales-, no es una decisión relacionada con la estrategia que Gustavo Valdés venía “cocinando a fuego lento”.

Sin embargo, esta crisis relacionada con los escaños a “renovar” en el legislativo correntino, pone en evidencia que las conversaciones por los lugares disponibles y con garantía de coronar, fue un dialogo restricto a dos o tres interlocutores. Dejando afuera -parece- a un peso pesado con tradición casi vitalicia en el senado de Corrientes. Por lo menos en lo referente a los diálogos que genera la “rosca política”.

El oficialismo gobernante quiere un “resultado” aplastante. Para eso, debe compaginar prolijamente aspiraciones y concesiones. Si los tambores de guerra comienzan a sonar en las tribus radicales, la mejor solución sería esperar la “primavera”.

No hay apuro mascullan los referentes de Valdés. Y agregan “mejor que pase ahora y no con el Decreto de convocatoria publicado”.

POR LAS DUDAS…

Sin hacer ruido, en los encuentros personales del gobernador con algunos referentes de partidos aliados, además de los saludos por las fiestas de fin de año se mencionó la posibilidad de una “lista paralela”.

La mal llamada “colectora” en éste caso, comenzó a tomar forma para “contener” a todos los que aspiran y hacen fila hace rato.

Sin embargo, la “lista muleto” está pensada para diputados. No así la de senadores, hasta hoy.

Es tiempo de carnaval y las batucadas hacen ruido no solo en las comparsas. También en los partidos políticos y en las “alianzas” hay un desfile de máscaras sueltas que pueden dar la sorpresa en el 2023.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.