LA “BATALLA” POR LA CAPITAL

En la “Capital” se preanuncia una batalla electoral por la intendencia. El distrito de mayor peso en electores -un tercio del padrón provincial- elegirá el año próximo una nueva dupla para el Ejecutivo comunal y diez concejales

La “batalla” por la Capital será para alquilar balcones. Tassano – Lanari la dupla gobernante que culminará su mandato después de dos periodos consecutivos deberán procurar otro escenario para mantenerse en el círculo del poder.

Todos los estrategas de las “alianzas” en formación interpretan que, la imposibilidad de los actuales “intendente y vice” de competir en las próximas elecciones comunales, deja en igualdad de condiciones a los “aspirantes” de los diferentes espacios.

Pero, esa visión se desmorona, cuando se especula de que Gustavo Valdésseñalado por las encuestas como el elector descollante en el Distrito– se decida a compulsar por la intendencia capitalina.

Sin embargo, el actual mandatario provincial, a pesar de considerar la posibilidad de candidatearse al ejecutivo comunal tiene como prioridad resolver quién será su sucesor en la gobernación.

TODOS JUEGAN EN LA CAPITAL

Aún sin fecha de elecciones definidas y a pesar que la mayoría de los referentes de diferentes espacios, niegan que se esté hablando de candidaturas, algunos probables candidatos pusieron en marcha sus estrategias internas.

El tiempo avanza y en firme, hay tres alianzas cuya composición aglutinaría a más de cincuenta partidos políticos. La mayoría dispuestos a pugnar por colocar sus candidatos a cargos ejecutivos o integrar las listas legislativas.

La prisa es consecuencia esencialmente de tres circunstancias: a) La atomización interna que afecta a la UCR local. b) El proceso de reorganización institucional del PJ correntino. c) La confirmación de que los libertarios, con el sello de La Libertad Avanza, están predispuestos a competir por todos los cargos que se elegirán en las elecciones provinciales del 2025.

SEÑALES INEQUÍVOCAS

Todas las pretensiones son legítimas. Pero, a modo de táctica, insinuar o amagar suele ser un recurso anticipado de negociación.

Todos los liderazgos están siendo cuestionados. La irrupción del fenómeno Milei provoca un temblaredal en las estructuras partidarias tradicionales.

De ahí que los detentores de poder institucional hayan comenzado a preservar algunos nombres y a invisibilizar otros. Concientes de que, aún faltando más de un año para las elecciones, la ansiedad provocada por el “sálvese quien pueda” habilita a cualquier aspirante a manifestar el “yo quiero ser“. Una situación que complica la construcción de una estrategia electoral cohesionada.

EL VALOR DE LA CAPITAL

La comuna capitalina es más que simplemente “la Capital“. Es un símbolo de fortaleza y autoridad. Sede de los tres poderes provinciales -Ejecutivo, Judicial y Legislativo- es el territorio obligado donde interactúan todas las relaciones institucionales, sociales y económicas.

El oficialismo gobernante tuvo un slogan que le rindió sus frutos: nación, provincia y municipio… Después la realidad le obligó a omitir “nación“; hecho que permitió el retorno del latiguillo: discriminados por la nación

Pero les fue funcional mantener la sociedad gobierno provincial y comunal enrolados en la misma alianza como garantía de gestión.

LA BATALLA CAPITAL

En la alianza oficialista ECO + Vamos Corrientes se presume que Gustavo Valdés optará por respaldar un candidato del espacio en vez de autoproclamarse. Pero esa opción depende de quién sea el candidato a gobernador postulado por el oficialismo.

Subyacen, pendientes de esa decisión, las aspiraciones de radicales y aliados que consideran tener méritos y posibilidades de representar a la alianza.

Contemplando esa oportunidad ya hay varios aspirantes a ser el o la candidata a la intendencia capitalina. Todos, actualmenete en funciones en cargos ejecutivos o legislativos. Estos últimos con el vencimiento de su mandato como un disparador que justifica un nuevo desafío o pretensión.

La oposición personificada en el frente Unión por la Patria o Frente de Todos está a la espera de la reorganización institucional del PJ. Una vez que haya interlocutores válidos las conversaciones abrirán la ronda de negociaciones que permitirán el armado de una estrategia homogénea.

Sin embargo, las discusiones entre los integrantes de éste espacio van a transitar por la encrucijada que representa prescindir de Carlos Mauricio “Camau” Espínola, a quién las encuestas le dan un valor inalcanzable para otros referentes de la oposición en la consideración del elector capitalino.

Los debutantes libertarios todavía no profesan idolatría por un referente local propio. Lisandro Almirón, hoy diputado nacional gracias al fenómeno Milei, apenas cumple el rol de “portero y custodio” en la estrategia electoral global que administran y ejecutan Karina Milei y los primos Menem.

Ni siquiera el hecho de haber logrado la oficialización de La Libertad Avanza en el distrito, cuya representatividad fue delegada en su conyúge Laura Peralta Marcoré, le sirviría de garantía para conducir. Esa angurria de poder disparó la rebeldía manifiesta de otros sectores que aportaron votos y algo más a la consagración de Javier Milei.

De cualquier forma, el diputado estrella hipermediático, confía en que desde Buenos Aires le permitirán sugerir los nombres de algunos candidatos.

Pero, las candidaturas a gobernador y a intendentes en los municipios más importantes, serán decididas por el triángulo de poder que integran la hermana del Presidente y los dos primos con cargos y funciones específicas atadas a una estrategia independiente de la voluntad o ambición del legislador correntino.

CONTINUIDAD GARANTIZADA

No hay posibilidad de que un out sider o un cisne negro capitalice el respaldo de los radicales libres, peronistas rebeldes, libertarios autónomos y desencantados con una gestión comunal con mucho lastre negativo.

Ni siquiera la aparición de “colectoras“, que tributando a un mismo candidato a gobernador, impulsen más de una lista con candidatos a intendente y vice y su correspondiente lista de ediles tendría un efecto final positivo para las alianzas principales.

Falta un año para dilucidar esta incógnita. Pero, en la praxis, el panorama indica que el próximo intendente capitalino será alguien conocido más que alguién por conocer.

3 Comments

  • Alejandro Garrone

    Muchos quieren el cargo y, para variar, las principales peleas se dan dentro de las alianzas y no afuera, por ahora. Veremos que pasa.

    • Editor

      Estimado José
      No es lo que crea el Editor. Son los datos que surgen de varias encuestas (nacionales y provinciales) que lo ubican a Carlos Espínola en el segundo lugar con imagen positiva en la Capital correntina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verified by MonsterInsights