lunes 8 agosto 2022

LA DOBLE TORMENTA IMPERFECTA RADICAL

La doble tormenta imperfecta radical se avecina. Damnificados y sobrevivientes intentarán reconstruir la historia. Además, se definirá quien dirige la “jugada” y con cual camiseta se “juega”

La doble tormenta amenaza el horizonte del radicalismo. Para algunos es una tormenta de verano. Para otros puede arrasar con todo.

En breve dará comienzo la Convención de la UCR – Corrientes. Lo más importante de acuerdo al orden del día difundido son: la prórroga de mandatos y el análisis de pertenencia a las alianzas nacionales y locales.

LA DOBLE TORMENTA

El clima está enrarecido. No hay mucha certeza sobre “quien va a hacer que”. Sin embargo, suenan los “tambores”, en cada rincón del radicalismo correntino.

El “espacio” será una de las cuestiones que desate el cisma entre dos liderazgos tormentosos. Es decir, estará sujeto a debate si la UCR continua liderando ECO. O, si por el contrario, la “plataforma electoral” pergeñada por Ricardo Colombi dejará su lugar protagónico a “VAMOS CORRIENTES”.

LA PRÓRROGA DISCUTIDA

La prórroga de los mandatos hasta noviembre, está sujeta al “acuerdo” del máximo órgano partidario: la Convención. Para aclarar, en octubre del año pasado, dos “órganos subalternos” acordaron el “aplazamiento” del vencimiento de los mandatos que debían operar el 16 de diciembre de 2020.

En otros distritos del radicalismo la cuestión se judicializó. Conociendo los protagonistas, esa exposición es impensable. Pero, no está todo dicho.

DOBLE TORMENTA IMPERFECTA

Gustavo Valdés encarna un liderazgo “furibundo”. Velocidad y vehemencia son características de su estilo. Pero, quizá equivocó el momento para desplazar a quien le construyó el camino.

Por otro lado a Ricardo Colombi lo caracteriza su sabiduría política. Sin embargo, en los últimos tiempos, su sensatez y prudencia contrastan con sus aciertos.

Dos expresiones diferentes con un mismo objetivo: EL PODER. Por lo tanto, es inevitable, que los vientos “cruzados” generen desequilibrios en la atmósfera interna del radicalismo.

LA MARCA

No es una cuestión menor reemplazar una “marca” taquillera. Encuentro por Corrientes (ECO) generó una identidad capaz de “aglomerar” componentes antagónicos.

Es decir, en un proceso natural, fueron convergiendo y han permanecido diferentes expresiones políticas. Tal vez la mano del “sembrador” logró que germinara la semilla. Colombi impulsó esa impronta.

Como el tiempo es tirano a veces es preferible comprar hecho. Por lo tanto, Gustavo Valdés, optó por inventar una marca para después consolidar el producto. Si lo hubiere.

RECONSTRUYENDO

No se sabe ni se sabrá la verdad sobre el tenor de las discusiones en la sede central del radicalismo correntino. En consecuencia, el análisis de la situación, da pie para algunas definiciones.

Lo primero: hay que entender que el radicalismo histórico se solidificó en hombres con personalidad. No, en sujetos personalistas. Basta recordar a Balbín; Alfonsín; Piragine Niveyro; por ejemplo.

Lo segundo: obviar que el “proyecto de 30 años más” no depende del liderazgo ni de la regencia del radicalismo, es un error imperdonable.

Después, ignorar que el éxito se debe a aliados que no solo aportan votos, sino que también sembraron confianza no puede concluir en una “quema del terreno para facilitar la cosecha”.

Cuando concluya la Convención habrá reflexiones. Otros, van a preferir hacer catarsis en los medios, aun utilizando expresiones moderadas. Habrá unos cuantos que terminarán insultando mentalmente a quienes no supieron entender que lo que está en juego no es joda.

Sin embargo, lo más probable, es que todo parezca una sinfonía bien escrita. Lo cierto es que la partitura puede ser perfecta, pero los músicos, no tienen buen oído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.