domingo 4 diciembre 2022

LA MILITANCIA DEVALUADA

Sin eufemismos el lanzamiento de “La Corriente de la Militancia” dejó expuesta una “militancia” resumida y devaluada en el PJ local

Rehén de una interna central y cautiva de una corporativismo local, la militancia devaluada, concurrió a un acto donde es imposible que se sienta protagonista de su destino o de lo que la suerte le depare.

Dos primeras filas de sillas con “lo que hay“. Gestos cargados con rictus de compromiso. Mucha figurita repetida. Actores de reparto y un puñado de “extras” le dieron marco a una convocatoria desahuciada.

Las visitas no completaron un “equipo“. Les faltó algunos titulares de peso. Y los locales, como siempre, usando la camiseta pero sin intenciones de jugar a nada. Hace tiempo que hacen lo mismo. No juegan. Nada…

UN ACTO “CHIVO”

Agustín Rossi, alias el “Chivo“, observaba la platea y a sus coprotagonistas en el escenario con la mirada perdida. Pensaba “lo hicieron a propósito“, en referencia al ámbito donde se desarrollo el menguado cónclave.

Cualquier otro lugar hubiera resultado más acogedor para un acto de “la militancia“. Pero, montar una “Mise-en-scène” precaria en el reducto que a menudo utiliza el oficialismo gobernante fue un insulto.

De todas formas Rossi, Adán Pedrini y Germán González igual improvisaron una “arenga argumental“. Sobre todo en honor a la “compañerada” que no tiene la culpa. Y si algo tiene todavía, es una dirigencia que hace años conduce al PJ a la derrota.

TE PUEDE INTERESAR

REUNIÓN DEL FRENTE “NI” TODOS

FIGURITAS Y FIGURETIS

Pocos de los presentes podrían sacarle el cuerpo a alguna crítica. Los intendentes quizá, son los únicos sobrevivientes que pueden decir “esta boca es mía“. Talvez uno o dos diputados de primer mandato. Pero, Jorge Romero; Nancy Sand; y Fabián Ríos son arena de la misma playa. Arrasada.

Siendo sapo pero de otro pozo, Gustavo del Corazón de Jesús Canteros, estuvo. Irrelevante. Casi olvidado. Hasta porque en la historia siempre se decanta eso de “no es lo mismo ser que estar“.

El “estadístico” Martín Barrionuevo no desaprovecho el convite y dio el presente. Quizá para estimular su deseo “quiero ser presidente” y ponerse a tono con la liturgia. Raro que ignore, internas no habrá.

FALTAZOS Y AUTO EXCLUÍDOS

Victoria Tolosa Paz –sí, la dicente de frases poco felices– y Juan Zabaleta no vinieron. Del ministro y actual interventor del PJ correntino no se recuerdan frases relevantes. De las que pueden condenarlo al ridículo ni tampoco alguna que sirva de ejemplo y valga la pena ser repetida.

El “peronismo” está exento de racismo. Sin embargo, vaya a saber porque “La Cámpora” estuvo ausente.

Sin medallas en juego y con la “banca” asegurada, Mauricio “Camau” Espínola hizo lo que mejor le sale: navegar solo. En el salón, no había laguna.

Faltó el augur. Aquel que interpreta la voluntad de los dioses y predice el futuro a través de la observación de las aves. No importa si son palomas o caranchos. Rodolfo las interpreta bien.

LA MILITANCIA DEVALUADA

Ausencia de personas, personajes y, sobre todo: líderes. El acto fallido será recordado como un trofeo para sus organizadores -a medias- y como una pesadilla más de las tantas que viene padeciendo el peronismo correntino.

Pero, el militante, fue igual. La esperanza convoca aunque sea una mentira. Impiadosos, los “caciques sin tribu” volvieron a abusar de los crédulos. Todo pareció forzado. Hasta la marcha, que algunos paracaidistas entonaban circunspectos, intentando no olvidarse la letra.

Quedó la sensación de que pasaran varias elecciones hasta que el peronismo correntino recupere la pasión, la mística, la trascendencia que su historia a nivel nacional continua haciendo historia. Para eso, deberán surgir referentes nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.