domingo 4 diciembre 2022

MARCHE OTRA LISTA ÚNICA

Sin ritmo de chamamé en el partido de “Alonsito” Baéz pintó otra “lista única” para la elección de autoridades

Lista única. Esa parece ser la consigna más firme en las instituciones primordiales de la democracia: los partidos políticos.

El listado de “agrupaciones políticas” es casi inagotable en la provincia de Corrientes. En las últimas elecciones provinciales más de 50 partidos tenían su “papeleta” en el cuarto oscuro.

Pero cantidad no hace calidad. Y la crisis de representatividad tiene su origen en el “status quo” perenne que impera en las instituciones políticas del Taragüi.

LISTA ÚNICA O NADA

El diputado Ariel “Alonsito” Baéz confirmó la teoría de que otro partido más no hace a la democracia. Su instrumento electoral, Ciudadanos Comprometidos, no hizo la excepción de la regla y como casi todos oficializó una lista única.

Por lo tanto, mantuvo la misma estrategia de “no innovar” que se impuso en todos los partidos que integran el “oficialista” ECO + Vamos Corrientes.

Es decir, siguió los pasos de la UCR; ELI; PL; PA; PaNu; Partido Popular Correntino; Coalición Cívica; PRO; y tantos otros que asumieron como innegociable el concepto de “unidad” por consenso.



MIEMBROS PRIVILEGIADOS

El músico, hoy diputado -reelecto- con escaza o nula militancia o trayectoria política, es un modelo repetido de las estrategias de un “tutor” gobernante. Hijo del pater noster (encarnado por Ricardo Colombi y Gustavo Valdés en ese orden) que institucionalizó la creación de “sellos” degradando la institucionalidad democrática que representan los partidos políticos.

Los sellos electorales, nacidos al amparo de una Ley escueta y obsoleta, varios constituidos sin más trámite que el inicio de un expediente y un listado de adherentes no tan ingenuos, son hoy supuestos espacios democráticos participativos.

Muchos de ellos surgieron de “Plataformas Electorales” cuyo autoría intelectual, concepto filosófico o contenido ideológico proviene de un “copie y pegue“. Un verdadera tragedia para la imprescindible seriedad que implica la praxis de la política.

CLUB SELECTO

Se repite la condición “club de amigos” o “socios vitalicios” con las listas únicas en las renovaciones de autoridades en los sellos de todos los colores.

En los cargos, siempre: amigos, parientes, empleados, socios. Y la otra opción hecha estilo, los “referentes vitalicios”, que hacen de su permanencia una condición de supervivencia para reafirmar su poder.

La política no es la culpable de estos vicios colaterales. Pero la democracia los sufre. También el elector, que a cada turno electoral ve como crece la cantidad de sellos, pero se mantiene casi irremediable la oferta de nuevos nombres.

Un mal menor, ante tanta incertidumbre. Como si fuera una enfermedad terminal en pausa. Sin embargo, nada cambiará si en vez de elegir, se opta.

DOCUMENTOS ADJUNTOS: AUTORIDADES Partido Ciudadanos Comprometidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.