lunes 8 agosto 2022

PJ CORRENTINO UN PROBLEMA

En plena carrera electoral rumbo a  las presidenciales, para la fórmula Fernández-Fernández, el peronismo correntino sigue siendo un problema.

A expensas de un partido sin liderazgos o, con demasiados generales, el peronismo correntino sigue siendo un problema para la fórmula Fernández-Fernández. Sin elecciones internas y con la germinación cotidiana de nuevos “grupos”, la “libanización”  está a la vuelta de la esquina.

Faltando unos días para las PASO, quienes encarnan “la opción” de gobierno a nivel nacional, observan con preocupación la inviabilidad de un proyecto de poder real en un territorio donde la fragmentación es moneda corriente.

REUNIÓN CON CASI TODOS

Una nutrida delegación de referentes provinciales acompañaron a los candidatos de la lista “Celeste y Blanca”, José RUIZ ARAGÓN; Nancy SAND; Fabián BORDA y Nancy ESTECHE, durante la reunión que éstos mantuvieron con Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández. Pero hubo ausencias.

Los máximos exponentes de la oposición a Mauricio Macri, recibieron a legisladores, intendentes, referentes y a los aspirantes a integrar la lista de legisladores nacionales por Corrientes. Pero faltaron los candidatos de cuatro listas que ambicionan lo mismo.

El encuentro sirvió para plasmar en una foto el respaldo inequívoco a un sector del peronismo. Podría decirse que cuantitativamente, estaba la mayoría. Basta con identificar rol y poder territorial de cada uno de los presentes. No hubo necesidad de hablar de la interna. La postal ofició de bendición.

Alberto Fernández y Cristina Fernández acompañados por la delegación correntina

REBELDE SIN CAUSA

No fue convocado Rodolfo Martínez Llano. El empresario periodístico que suele despuntar el vicio agitando la vida interna peronista, parece no representar una figura confiable para la fórmula.

Es que el líder de Vamos Compañeros ha demostrado en los últimos años una tendencia a querer rotular al peronismo correntino como una institución ajena a las estrategias del Movimiento a nivel nacional.

Y en la misma tónica ha insistido permanentemente en desglosar los intereses políticos locales de las directivas emanadas de la conducción nacional con respecto al distrito. Casi siempre, actuando en función de sus propios intereses.

La excusa es que, “solo los peronistas correntinos pueden opinar y operar sobre sus propios problemas”. Menguada visión de quién por mucho tiempo se auto definió como el estratega del PJ en la provincia. A veces jugando desde adentro. Otras, jugando en contra.

COLOMBI – MARTÍNEZ LLANO: ¿Aliados territoriales?

OTROS AUSENTES

El diputado provincial Ernesto Meixner y el dirigente sindical Emilio Ricardo Rotela, no participaron del encuentro.

El motivo puede ser el reclamo vía judicial con el objeto de obtener el derecho a llevar sus boletas “pegadas” a la de Fernández-Fernández en las PASO. Ambos, inscribieron sus listas para participar de la contienda. Pero en las últimas horas dieron un paso al costado y anunciaron que desistían de competir en las primarias.

PROBLEMAS PARA LA FÓRMULA

Los operadores cercanos a la fórmula presidencial observan con preocupación la situación interna del peronismo correntino. Para las PASO las rencillas entre “compañeros” forman parte del folklore propio del peronismo. Como suelen decir “no estamos peleando, nos estamos reproduciendo”.

Sin embargo, los estrategas del Instituto Patria acotan que “para las elecciones presidenciales de Octubre, es imprescindible que la dirigencia del PJ de Corrientes transpire unidad, militancia y esfuerzo redoblado”. Conminarlos, sería una misión exclusiva de una jefatura con cierto rasgo autoritario, para tener éxito en el intento de estabilizar las relaciones entre compañeros.

Es que a la “hora de los bifes”, perder una banca o mantener las dos en juego, es lo de menos. Lo que verdaderamente importa es que cada voto logrado para la fórmula Fernández-Fernández cuenta, y si se alcanzan los guarismos obtenidos en elecciones presidenciales anteriores, mucho mejor.

Aun bajo la sentencia de que el “padrón” correntino es exiguo comparado con el de “La Matanza” por ejemplo; si la intención es liquidar el pleito en la “primera vuelta”, hasta la mitad de un sufragio vale doble. No importa si es de Corrientes o de la Antártida.

COMPAÑEROS, A LOS HECHOS

Se terminó el “don pirulero”. La orden es que cada cual atienda el “objetivo máximo” y no, su propio juego.

Las instrucciones han sido precisas. Y los que asistieron, saben que no fueron al encuentro para mostrarse como caudillos. Todos deben tener aun martillándole el cerebro la consigna: HAY QUE GANAR.

Después… Solo después, habrá oportunidad para reconocer méritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.