miércoles 30 noviembre 2022

PRO CORRIENTES: ¿LA DESPEDIDA?

El PRO de Corrientes ensaya la despedida del poder. Internas, aprietes y pasos al costado.

Hace dos meses atrás nadie hubiera imaginado que los funcionarios nacionales del macrismo en la provincia, sus autoridades partidarias y sus representantes en diferentes cargos públicos, estaban pensando en cuatro años más de vida disipada y bien paga.

DESPUÉS DE LA CATÁSTROFE

Los resultados del 11 de Agosto no se pueden digerir ni con toda la ruda que se pueda juntar por estos pagos. Las PASO, fueron una pesadilla para Colombi; un problema irresoluto para Valdés; y para los macristas correntinos, la confirmación de que la catástrofe les cortaba las vacaciones.

Así y todo, muchos de los “amarillos”, comenzaron a reconstruir sobre las cenizas. En la certeza de que ya no habrá cargos nacionales, la puja por ocupar espacios provinciales o municipales, es una lucha acotada pero inevitable.

Les resta darle vida al “sello”. Pero es una tarea difícil. El jefe no colabora. Y los recursos propios son eso, propios. Es decir, si hay que gastar pólvora, que sea para garantizar la supervivencia personal. ¿Quién dijo ” hay que ponerla”?

SCHIAVI, SOLO MINISTRO

Raúl Schiavi, hoy, presidente del PRO Corrientes, deberá trabajar para que la transición del poder al llano no sea traumática. Casi como una cita romántica, entre el final del verano y el inicio del otoño, el acto de renovación de autoridades partidarias locales, no será un trámite.

La diputada nacional Sofía Brambilla -también autoridad partidaria nacional- aspira a ratificar que es la más indicada a heredar al actual ministro de Valdés -Schiavi-. Sin embargo su aspiración tendrá que neutralizar primero a un histórico dirigente político: Augusto “Tete” Costaguta.

La puja por mantener latente al PRO, luego de su paso por el poder, no estará circunscrita a los dos referentes mencionados. Flavio Serra, Marcelo Carbonell y Alejandro Diáz de Vivar son nombres a tener en cuenta.

INGRID ¿BAJO PRESIÓN?

La licenciada Ingrid Jetter tuvo que “maniobrar” para convencer a varios referentes del interior. Con el manejo de su dialéctica política, logró calmar a los díscolos que pretendían concurrir a las elecciones comunales por fuera de ECO.

La disciplina partidaria -vía “bajada de línea- y la justificación de preservar las buenas relaciones con Valdés, fueron suficiente argumento para que el problema suscitado en algunos distritos no resquebrajara aun más la conflictiva relación con Ricardo Colombi.

Para Jetter, intentar que se autorizara a los “puros” concurrir a las elecciones comunales con lista propia y además, adosadas las boletas de categorías nacionales, era un gesto que provocaría daños colaterales.

QUEDÓ PARA LA PRÓXIMA

En relación a lo expuesto, ahora se entiende porque Damián Garavano y otros, prefirieron “desensillar” hasta que aclare.

El joven referente libreño, sabe que preservar suma mucho más que arriesgar. Gesto que denota una madures política en proceso de evolución.

El grupo de nuevos políticos, con un aprendizaje de cuatro años sobre sus espaldas, intentará capitalizar el trabajo territorial desarrollado.

MANTENERSE Y RECONSTRUIR

Los que queden indemnes después de la derrota podrán aunar esfuerzos para construir el “regreso” para el 2021. La cita es impostergable y una oportunidad de revancha casi a la vuelta de la esquina.

Pero, en los próximos dos años, el PRO correntino necesita imperiosamente de políticos y no de gerentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.