Etiqueta: Cristina Fernández de Kirchner

GANEMOS TODOS SOLO UNA QUIMERA

GANEMOS TODOS SOLO UNA QUIMERA

ELECCIONES 2023, Letras que queman
Ninguno de los dos espacios opositores muestra argumentos creíbles para que ganemos todos. Un karma del PJ No TODOS y mucho menos, GANEMOS, encarnan una oferta electoral capaz de generar empatía, confianza o como mínimo esperanza. Las facciones que integran ambos frentes opositores en la provincia no logran traducir en "caudal electoral" la gestión territorial. Tampoco potenciar los "aportes" de organismos nacionales que no son exclusivos y sí, forman parte de lo que se "derrama" desde la Nación en todos los distritos que la integran. Además, la libanización de la gestión que testimonialmente encabeza Alberto Fernández y de la que reniega Cristina Kirchner, desparramó incertidumbre hacia el futuro; ratificó el divorcio entre partido y liderazgos; y aceleró el desprendimiento de ...
SÍNDROME DE LA “AUTOVÍA”

SÍNDROME DE LA “AUTOVÍA”

Letras que queman
El síndrome de la autovía afecta a los políticos desde el 2013. Funcionarios nacionales, provinciales y hasta municipales son portadores. El mayor nivel de contagio se da entre los que están en funciones o son "candidatos" a "algo" El síndrome de la autovía se manifiesta esencialmente en políticos. Entre el conjunto de síntomas que lo caracterizan están el engaño; el olvido; la promesa incumplida; la contradicción permanente; y a veces, también, los negociados. A pesar de ser una enfermedad que se esparció por el mundo, en Corrientes y Argentina tiene alarmantes índices de contagios que se potencian cada dos años. SÍNDROME DE LA "AUTOVÍA" No se puede asegurar científicamente la fecha de su aparición en el mundo. Pero la historia de los pueblos da cuenta que es tan antigua co...
ELLA NO CREE EN CASUALIDADES

ELLA NO CREE EN CASUALIDADES

PROTAGONISTAS
Ella no cree en casualidades. Tampoco los que construyen poder. Y, por si fuera poco, el análisis está exento de elementos casuales La doctora honoris causa no cree en casualidades. Una expresión que la equipara a todos los caciques políticos. Sin embargo, su alocución sin filtro y sin ayuda memoria, la posiciona en un nivel inmediatamente superior al conjunto de mediocres que pululan en el ámbito político y dirigencial de éste bendito país que todavía gatea institucionalmente. A pesar de los años y de las promesas. Ella, culpable o no, sigue siendo auténtica. No en vano pone "la cara, el cuero y la firma". Está diciendo que el o los errores cometidos no son anónimos. Fiel a su estilo, determinante, el infierno o el paraíso de manera simbólica son producto de sus decisiones. ELL...
Verified by MonsterInsights