domingo 27 noviembre 2022

VALDÉS ALTO VOLTAJE

Cuando Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes, carga contra la intención de los legisladores nacionales de la oposición que impulsan un freno a la cuestión de las tarifas de energía, está ratificando lisa y llanamente que en su momento nada hizo para mitigar la inequidad de la que fueron y son víctimas los correntinos.

El mandatario, en el epílogo de la semana pasada,  manifestó que “es un planteo de la oposición para obtener rédito político” y agregó “cuando ejercí  mi mandato de diputado nacional -2013 a 2017-, en los lugares más selectos de Buenos Aires pagábamos 25 pesos la energía, y en Corrientes ya pagábamos $ 800; hay que sincerar el sistema de tarifas y no ser hipócritas”. Todo esto dicho durante una entrevista a un medio radial de Buenos Aires, que fue replicado por varios medios locales e inclusive por la agencia oficial TELAM.

Tiene razón el gobernador correntino. Hay que dejar de ser hipócritas. Contar todo y no sólo una parte de la historia.

SINCERICIDIO

Valdés no hizo más que reconocer su intrascendencia e incapacidad durante el periodo que representó al pueblo de Corrientes como Diputado Nacional -cuatro años-; periodo en el cual el costo de la energía en la ciudad de Buenos Aires representaba un 5% promedio de lo que ya se pagaba en Corrientes. Es decir, durante 1460 días y sus noches -mientras duró su mandato-, a Gustavo Valdés no se le ocurrió presentar un proyecto de Ley que corrija la injusticia que castigaba al pueblo correntino -y al de otras provincias-, procurando modificar o atenuar el mecanismo de subsidios que beneficiaban mayoritariamente a la ciudad de Buenos Aires y al conurbano bonaerense. Y también porque no, a las provincias cuyos habitantes tenían mejores condiciones económicas para afrontar el costo de tarifas menos subsidiadas. Valdés no se percató que podría haber intentado defender  a sus comprovincianos solicitando que la aplicación de subsidios a la tarifa eléctrica sea acorde a la realidad económica de cada distrito. Faltó solamente, que el actual gobernador de los correntinos manifieste expresamente que ninguno de los 42 proyectos de Ley de su autoría -presentados desde el 2014 al 2017- está relacionado de alguna manera a la cuestión “tarifas de energía – sistema de subsidios”. Pero, el loro habla, no piensa.

Diputado Nacional Gustavo Valdés – UCR – Corrientes

PROYECTOS PRESENTADOS EN SU MANDATO

2014: 10 proyectos.

2015: 14 proyectos.

2016: 09 proyectos.

2017: 09 proyectos.

Fuente: “Congresoscopio” – https://votaciones.lanacion.com.ar/

 

 

EL PODER ES SUYO

Podría decirse que, al defender a rajatablas la potestad de los gobiernos provinciales que en su órbita tienen como distribuidora a una empresa estatal, reivindica la exclusividad sobre el monopolio de un servicio de manera absoluta.  Es como si quisiera decir: “Mío es el corral, también mías las gallinas, sólo yo puedo ponerle precio a los huevos”. Además aprovechó la coyuntura, donde la cuestión de las tarifas de energía ocupa el centro del escenario y no perdió la oportunidad para cargar el fardo sobre las espaldas de un gobierno que ya fue. Desde allí vertió su mensaje político -verdad a medias- manifestando que “aquellos que regalaron la energía durante muchísimo tiempo y nos llevaron a ésta situación hoy quieren ser salvadores de la Patria”. Las tarifas de la DPEC no las imponía el kirchnerismo. Los subsidios a la energía sí. Es evidente que Valdés no quiere perder la potestad de por ejemplo, cotizar la energía de la distribuidora estatal a precios de ciudades del primer mundo, sin considerar que los correntinos no viven en un mundo de primera.

HIPOCRESÍA SIN MEDIDOR

Valdés no ignora que la gestión de la DPEC viene siendo además de un fracaso, un ámbito donde la transparencia, la legalidad y la eficiencia no son justamente sus virtudes. El gobernador no debe olvidar que el próximo 4 de junio se cumplirán cinco años del fallo de la Corte Suprema de la Nación (Ver) que le dio la razón a los usuarios e impuso a la DPEC la devolución a los consumidores de los montos cobrados ilegalmente por la facturación del consumo de energía. También el mandatario debe saber, sería vergonzoso que lo ignore o lo niegue, que en varias oportunidades desde la administración Colombi se ocultaban los Decretos y los Cuadros Tarifarios (Ver). Y lo más grave, es que Gustavo Valdés, pretende hacer creer a la ciudadanía que la Dirección Provincial de Energía es eficiente. Su firma avaló la creación del “Fondo de Asistencia al Consumo de Energía Eléctrica (FACEE)”, que insumirá una asignación mensual de $ 15 millones durante dos años, para tapar el agujero del “no cobro” de energía consumida y la regularización de las deudas previsionales y de obra social del personal de la DPEC (Ver).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.