domingo 4 diciembre 2022

VALDÉS: UN GOBERNADOR TIEMPISTA

Se develan los misterios. Pero faltan los Decretos. En dos notas anteriores se mencionó el estado “convergente” que tenían las negociaciones dentro de ECO para la conformación del nuevo gabinete. No hay mucho para agregar, pero “sí, se puede” desovillar la madeja de manera que el ciudadano entienda los motivos que el gobernador Gustavo Valdés tuvo en cuenta para armar el “equipo ministerial” que lo acompañaría, por lo menos hasta marzo de 2018.

VALDÉS: HACE CÁLCULOS

Con 35 grados de calor, no es fácil digerir el “menú” de exigencias, reclamos y sugerencias. El gobernador sabe que en la cabeza de los socios -ECO, no CAMBIEMOS- están latentes aún, le resaca de los festejos del 8 de octubre y, la frase contenedora “somos un equipo”. Por eso, para no llegar a Navidad con un problema gástrico, habría optado por confirmar a varios de los ministros de la gestión Colombi, y designaría un par de nuevos funcionarios.

De los noveles que lo acompañarían, Juan José López Desimoni -actual Concejal de la Capital y delfín del senador nacional Braillard Poccard- y Raúl Ernesto Schiavi -presidente distrital del PRO-, ninguno estaba en los “planes” del gobernador Valdés, hasta hace algunas horas atrás. ¿Que pasó? Sencillo, Braillard Poccard -se dice- hizo pesar su “banca” desde Buenos Aires. Y parecería ser que Humberto Schiavoni -también senador nacional y presidente del partido del Presidente- le dio una mano al ambicioso ingeniero-Raúl Schiavi- que, al no lograr que su pariente Javier Silva -décimo en la lista de diputados provinciales- accediera a la banca que en “teoría” iba a dejar vacante Eduardo “Peteco” Vischi, insistió ante las autoridades nacionales para que intercedieran ante ambos gobernadores -Colombi y Valdés- para que el PRO, tuviera un sillón en el gabinete.

Ante la situación, dicen que el gobernador Valdés estimó conveniente ser generoso y magnánimo, para que nadie salga a decir que es soberbio y desagradecido. Pero, están preparados éstos dos funcionarios para los cargos que les tocará ocupar? Poco importa. Sobre todo porque la “reforma” ministerial ya tiene fecha y, porque en la realidad, en esos ministerios, estos dos ministros serán sólo elementos secundarios de la “mise-en-scène” -en criollo, puesta en escena- que obedece a las estrategias del radicalismo con vistas al 2019.

CONFIDENCIAL

Ricardo Colombi observa y sugiere. Mientras tanto, su rol de senador provincial le dará oxigeno para cuidar su salud y, aprovechar las menguadas exigencias legislativas ocupando su tiempo en articular el “gran proyecto”. Van por tres décadas de gobierno, como mínimo. Ese desafío, impone un equilibrio entre el desgate y las pretensiones. Ningún dirigente político correntino se anima a soñar con un esquema de poder si en el mismo, no ocupa un lugar relevante y decisivo, el mercedeño.  Él mismo, lo sabe y picaramente se pone a otear el horizonte, sonriendo socarrón al ver que los teros y los carpinchos, se enredan en conspiraciones palaciegas, sin siquiera tener un voto.

El plan, ya tiene un borrador. Inclusive, con varias incógnitas a resolver. Pero todo dependerá de que el Presidente Macri, cumpla los compromisos asumidos. Sobre todo, en mantener el “flujo” de reparación histórica hacia Corrientes. Como no se cansan de decir los políticos locales “una provincia segregada por los anteriores gobiernos nacionales”.

El líder indiscutido de ECO -su arquitecto-, va impulsar la “Reforma Constitucional”. Hay “quorum”. Y nadie duda del resultado electoral para elegir los “constituyentes”. Habría que dar por ejecutado el movimiento que pondría a Corrientes en sintonía con el calendario electoral nacional. Es imprescindible e impostergable. Lo saben Colombi y Valdés, y Macri apoya.

PARA PASAR EL VERANO

Valdés tiene plena conciencia de que su gestión debe ser inolvidable. Tendría sólo un mandato. Para no cometer errores irreparables, prefiere tomarse el verano como espacio de tiempo para analizar y elegir qué hombres y mujeres, dan la talla para acompañarlo. Su gabinete estival, va a cambiar cuando llegue el otoño.

El cambio de estación, traerá nuevos protagonistas. Pero hay dos ministros “heredados” que continuarán a su lado hasta, por lo menos diciembre de 2019. Ellos son, el Cdor. Enrique Vaz Torres y el Ing. Jorge Vara.

Los otros ministros que serían confirmados, forman parte de la transición. Inclusive aquellos que ocuparían una “cartera”, provenientes de otras reparticiones, como Bernardo Rodríguez -hermano de la senadora Graciela Rodríguez y actual Interventor de INVICO- que sería designado ministro de Obras Públicas. O, porque desempeñan funciones en el organismo en el que serán ascendidos. Tal sería el caso del Arq. Julio César Veglia, sub interventor del INVICO, que pasaría a ser Interventor.

En Turismo, sería designado Cristian Piris, actual Secretario de Coordinación y Planificación Institucional, del Ministerio de Coordinación.

La Fiscalía de Estado, sería ejercida por Víctor Ojeda, actual Secretario legal y Técnico de la Secretaría General de la Gobernación.

El potencial Ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni, viene del Concejo deliberante y anteriormente ya desempeñó varios cargos en la función pública. Es un “hombre del riñón” de Pedro Braillard Poccard. Podría ser el reemplazante de Horacio Ortega -estrecho colaborador del gobernador Valdés-, quien asumiría el comando del Ministerio de Planificación. La cartera que ocupaba Eduardo Vischi, quién rechazó el ofrecimiento para continuar en el cargo y ya asumió su banca de diputados, hecho que anticipamos el 8 noviembre (ver).

SERÁS LO QUE DEBAS SER, O NO SERÁS NADA

Por los rincones, es nutrido el grupo de desencantados, que pusieron el hombro y algo más esperando se les reconozca méritos suficientes para integrar el gabinete de éste nuevo gobierno de ECO. Pero todo pasa y no hay motivos reales para desesperarse o sentirse segregado. El próximo año, el gobernador tendrá bien definido el panorama y es posible que algunos sean convocados. Si hay que algo que Valdés no puede ignorar, es el hecho de que hay cuadros políticos muy capaces de hacerle quedar bien, más allá de las responsabilidades obvias. Será cuestión de esperar que pase el verano.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.