miércoles 30 noviembre 2022

NADIE RENUNCIÓ EN LAS VÍSPERAS

Alejandro Abraham renunció a la Vicepresidencia del Banco de Corrientes y al Directorio de la entidad financiera generando interrogantes políticos y financieros

Alejandro Enrique Abraham renunció a todos los cargos que ejercía en el Banco de Corrientes. Elegante gesto materializado en una misiva dirigida a la “familia bancaria” de la institución.

Mientras la mañana otoñal se arrimaba al mediodía, la “city” financiera y política de Corrientes entraba en erupción.

RENUNCIÓ ¿QUÉ PASÓ?

Nadie renunció en las vísperas. Es decir, no podía ejecutarse antes de que los hechos lo avalaran. ¿O lo obligaran?

La síntesis de la decisión desde el análisis de políticaencorrientes fue expuesta con transparencia luego de que la Asamblea de la institución bancaria decidiera una “cosa” el jueves 7 de abril y, el lunes 11 se concretara lo acordado durante el fin de semana -intermedio- en el más alto nivel del gobierno de Corrientes. Cambiar el Presidente.

TE PUEDE INTERESAR

¿QUÉ PASÓ EN EL BANCO “DORADO”?

Lo más importante de la génesis de ésta renuncia, no es el texto con el que la anunció, y sí lo que no se dice en voz alta pero trasciende desde varios sectores en pugna.

El renunciante, Alejandro Abraham, puso entre líneas definiciones preocupantes sobre los “motivos” de su alejamiento. Ya no se trata de interpretar lo que escribió, y sí de entender los argumentos explícitos.

MOTIVOS

“… se debe a que no se logró encontrar mecanismos de consenso en la implementación de sistemas orgánicos de administrar la institución…”

Es decir, ¿La presidente y el otro miembro del directorio decidieron “cambiar” metodologías? Luego de trabajar en “equipo” parece raro que no hayan arribado a consensos para potenciar el funcionamiento de la entidad financiera. Por lo que vienen publicitando hace tiempo el “Banco Dorado” es todo un éxito.

Reflexión popular: Equipo que gana no se cambia. Menos, el sistema de juego.

Las preguntas que se imponen son: ¿Qué debería modificarse? ¿Por qué Abraham después de años de “timonear” el banco, perdió ascendencia y poder en las decisiones?

Advertencia

“… dialogo elevado -y una aspiración de cohesión-… Su ausencia e imposibilidad clausuran la chance de asegurar éxitos y liderazgos sanos…”

En otras palabras, la pretensión expuesta fue condicionada y dio lugar a una sentencia preocupante para los accionistas.

NO CUALQUIERA

Quienes se interrogan – cavilantes* – sobre las razones de esta renuncia, no dejan de hacer memoria sobre el curriculum del renunciante.

Sobre todo, porque no es cualquiera quien renunció. Alejandro Abraham, sin abrir juicio, viene precedido de una larga lista de actividades: empresario; funcionario; político, y quizá algo más. Pero, el volumen de su experiencia en diferentes ámbitos – conexos – habilita la casi certeza de que su decisión no fue una reacción caprichosa.

EL PODER EN SUMA

Gustavo Valdés continúa abriendo “frentes” en el intento de posicionarse políticamente con vistas al 2023. Su álter ego Javier Bee Sellares – amigo de años – es elemento fundamental en esa “construcción“.

Pero, dejando de lado el futuro, hay que interpretar correctamente las razones de que el “córdobes” haya sido designado Sub Interventor de Lotería Correntina y, su esposa Laura Isabel Sprovieri, Presidente del Banco de Corrientes – en una jugada de ajedrez todavía no aclarada desplazando al renunciante Abraham-.

Ambos son incondicionales del gobernador. Ergo, Lotería Correntina y el Banco, son “cajas” políticas que indudablemente deben estar “gerenciadas” al servicio de lo que Gustavo Valdés tiene en mente para su futuro.

TE PUEDE INTERESAR

MATRIMONIO CAMBIEMOSBEE SELLARES: EL ESCUDERO

CUIDADO CON EL “VOLCÁN”

Que en el lapso de tres semanas la institución financiera que “maneja” el gobierno provincial haya dejado expuesto una crisis de conducción de ésta magnitud, no es irrelevante.

Por lo tanto, que el porcentaje accionario “privado” sea mínimo y, que el sostén “clientelar” de la institución sean empresarios “amigos“; productores “sin producción“; empleados públicos; jubilados provinciales; pensionados; y hasta “becarios“, no es una ecuación que garantice la ausencia de posibles “crisis de desconfianza“.

Hay ruido. No solo ahora, hoy. El Banco tiene una historia plagada de interrogantes. Mucha agua pasó debajo de un puente “frágil y politizado”.

Al punto tal que, próximamente, políticaencorrientes publicará partes de de la “historia” que muchos correntinos desconocen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.